Free Fire se ve envuelto en controversia tras el suicidio de un adolescente.

free fire

Lamentablemente, un adolescente mexicano de Piedras Negras, Coahuila, decidió quitarse la vida esta semana, trascendiendo la noticia en múltiples medios de noticias como Zócalo y La Opinión

El joven fue encontrada al interior de su hogar, y aunque los paramédicos de la Cruz Roja hicieron todo lo posible, éste ya no presentaba signos vitales.

Al tratarse de una tragedia, obviamente la comunidad buscó la forma de encontrar un chivo expiatorio o culpable ante la situación, y como suele suceder, los videojuegos han salido como los posibles responsables de tal acción, en especialel popular Battle Royale de Garena, Free Fire.

Los medios «aseguran» que la muerte del adolescente se debió a que este buscaba imitar una escena o baile del juego, algo inverosímil, pues no existe alguna animación o nada en el juego que inicite a acciones de este tipo. Otros medios indican que lo hizo tras perder una apuesta o como apuesta al perder una partida de Free Fire.

Cabe recordar que no existe ninguna prueba científica que corrobore la correlación entre la violencia o la agresividad con los videojuegos, como pueden leer en nuestro articulo previo, o ver de forma mejor explicada en este vídeo:

Es fácil culpar a las enfermedades mentales (debido a que socialmente las hemos estereotipado). Pero el discurso deja de lado esta cuestión para centrarse en los videojuegos.De este modo, intentar culpar a Free Fire de esta triste noticia es tapar el sol con un dedo e ignorar problemas de salud mental que debemos atender. En especial en un momento donde la pandemia ha provocado efectos psicológicos como depresión grave y ansiedad en un sector de la población.

Si vives en México, te recordamos que el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en crisis por Teléfono (SAPTEL) ofrece servicio gratuito al teléfono (55) 5259-8121 las 24 horas del día. La Universidad Autónoma Metropolitana también tiene la Línea UAM, la cual ofrece orientación a personas con depresión, problemas familiares o que están considerando el suicidio. Su servicio está disponible en días hábiles en los teléfonos (55) 5804-644 y (55) 5804-4879.

Afortunadamente la historia no acaba en tragedia siempre, pues recientemente pudimos reportar el final feliz de la historia de un adolescente de Ciudad Victoria: