Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Agradecemos a Warner Bros. la oportunidad de ver The Matrix Resurrections para su reseña.

Han pasado casi dos décadas desde la última vez que visitamos el universo de The Matrix con Revolutions y Reloaded, y aunque esta fue una de las franquicias más grandes en su momento, la verdad es que hemos tenido poco o nada de material para expandir la historia de Neo.

Para sorpresa de muchos, Warner Bros. decidió darle un nuevo aire a la historia con The Matrix Resurections, proyecto rumoreado desde 2019 como un reboot, remake, un spin-off, una precuela de Morpheus o Neo, etc.

Pero tras muchos rumores, al fin hemos podido ver este proyecto de Lana Wachowski, y conocer todo del regreso de Neo y Trinity.

Bienvenidos de nuevo a The Matrix…

The Matrix Resurrections

La cinta marca el regreso de Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss, agregando a nuevos miembros al cast como Christina Ricci, Daniel Bernhardt, Neil Patrick Harris o Yahya Abdul-Mateen II.

Y aunque es interesante (y en parte nostálgico) ver este universo una vez más con Reeves y Moss,  es notable que mucho de lo que hizo que Matrix innovara en su época no está presente en esta cuarta cinta.

Recordemos que en 1999 la cinta marcó una generación no como una película, sino como un acontecimiento para el cine, marcando nuevas tecnologías que ayudaban a narrar y darle fuerza a una historia ya de por si poderosa.

Esta misma fuerza está y no está en Resurrections, pues se puede palpar la idea y la química de los personajes, inclusive hay una que otra escena de acción que nos dejó más que sorprendidos, pero aunque todos estos elementos se repiten, la verdad es que esto es más un esbozo que un nuevo pilar al lore.

¿Esperanza o desesperación? Un poco de las dos…

The Matrix Resurrections

Atrás quedó el sentimiento de rebeldía, de enfrentarnos a un sistema imposible de vencer, y la dirección de la historia parecería ir hacía un punto para cambiar a otro y al final no llegar a ningún lado.

Es notable que mucho de este proyecto naciera como una especie de capricho personal de Lana Wachowski, quien no trabajó ahora con su hermana Lili por razones familiares, pero aunque tiene todos los elementos para triunfar, lamentablemente se repite la maldición de las directoras con Speed Racer, Sense8 o cualquier proyecto post-Matrix, sintiéndose vacío o como pobremente narrado.

The Matrix Resurrections es autoconciente de sí misma, conoce y se crítica su propia existencia, inclusive los mismos personajes se burlan de la existencia de este universo y lo obligado de su existencia, algo que pudo haber sido un mensaje poderoso de haber sido mejor narrado.

The Matrix Resurrections

Una vez que se explica el tiempo transcurrido entre Revolutions y Resurrections, la cinta cambia de tono (por ahí de la mitad), pasando de ser una cinta de acción a ser una historia totalmente enfocada al amor entre Neo y Trinity.

Y aquí entramos en una confusión personal, pues aunque la cinta pareciera que no nos gustó, la verdad es que si tenemos mucho cariño hacía estos personajes y su mundo, por lo que también disfrutamos mucho de saber más de lo que ha ocurrido tras 20 años y el rumbo que podría tomar este universo en un futuro.

Lamentablemente aquello que nos hizo volar la cabeza en 1999 ahora puede dejarnos con un simple “ah, ok”… Lo explicaremos con un ejemplo, Ghostbusters: Afterlife también emula (y calca) muchos elementos de la cinta original, tanto que pareciera ser una parodia y un copy paste de la misma, pero al mismo tiempo el director comprendió la evolución del cine, del humor y de la historia original, por lo que esto se siente más como un tributo nostálgico que mezcla perfectamente con esta nueva era.

Todo esto NO ocurre en The Matrix Resurrections, pues rehacer elementos de 1999 se siente justo como esto, repetir algo que ya hemos visto muchas veces a lo largo de 20 años.

Si, la cinta, la historia y los personajes son interesantes, pero siendo una franquicia tan, TAN grande como The Matrix, la cinta se siente extraña, en cierto aspecto como un plato donde intentaron meter tantos ingredientes que al final termina sabiendo a nada.

Conclusión:

The Matrix Resurrections ya está disponible en HBO Max (Estados Unidos) y salas de cines mexicanas.