Yumi Yoshino de 48 años, fue detenida por la policía japonesa, tras descubrirse que mantenía el cuerpo de su madre dentro de un congelador.

Japonesa

El hallazgo fue hecho por el personal de limpieza, después de que la señora Yoshino se viera obligada a abandonar su casa por no haber pagado el alquiler. En su defensa, la mujer dijo que tenía escondido el cadáver de su madre porque “no quería mudarse” del departamento.

Según lo explicaron los forenses, la japonesa falleció cuando tenía 60 años, pero no la necropsia no arrojó las causas de su deceso ni el momento exacto en el que este se presentó, sin embargo no presentaba lesiones superficiales, según la cadena informativa Kyodo News.

Seguir Leyendo

1 comment

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here