Tras seis años sin noticias de la compañía de alquiler de películas y videojuegos blockbuster, su cuenta de twitter se reactivó para dar esta importante noticia.

Blockbuster

Con el mensaje «Just checking in» (Sólo quería decir que aquí estoy) el videoclub anunció su unión con la compañía Airbnb, dedicada a la oferta de alojamientos para convertir la última tienda de blockbuster en el mundo en una divertida y nostálgica propiedad de alquiler para pijamadas con el tema de los noventa.

Se planea que en el alojamiento sea para 4 personas por reservación y tendrá un un reproductor de VHS para que las personas disfruten de las películas al mejor estilo noventero, su costo por noche será de 4 dólares ya que solo es para los residentes del condado de Deschutes, como una manera de agradecer a la comunidad local por apoyar al único Blockbuster superviviente del mundo.