Tras los escándalos por conductas inapropiadas en el ambiente laboral, la polémica nuevamente cae sobre varios directivos de Ubisoft, quienes señalaron que los personajes femeninos en los videojuegos, no venden igual que los títulos que tienen un protagonista masculino.

Ubisoft

Según Bloomberg, un sitio web creado por empleados anónimos de esta compañía, los tres últimos juegos de Assassin’s Creed (Syndicate, Origins y Odyssey) iban a darle más importancia al rol de sus protagonistas femeninas, pero desde el equipo de marketing de la compañía se dijo en repetidas ocasiones que estos videojuegos no venderían bien y que de debían incorporar más personajes masculinos.

En el artículo se explica cómo Serge Hascoët, encargado de la dirección creativa de Ubisoft, utilizó su influencia para impedir que los personajes femeninos tuvieran la importancia que los equipos de desarrollo habían planeado para ellas, como es el caso de Assassin’s Creed: Syndicate, donde Hascoët presionó para que Evie, la hermana coprotoganista del juego, tuviera menos importancia que Jacob, su hermano.

Pero estas denuncias de cambio de personajes no fueron las únicas que salpicaron al Director Creativo, luego de recibir acusaciones de abuso sexual y mala conducta, decidió renunciar a la compañía a inicios del mes de julio.