Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

Black Panther Wakanda Forever es una carta de amor y una despedida a la era de Chadwick Boseman.

Dos años atrás el mundo se detuvo por un breve instante tras un mensaje sopresivo, Chadwick Boseman ha fallecido. Y es que fuera de su papel en Black Panther, Boseman se ganó el cariño de muchos por su personalidad, siendo una estrella en ascenso del cine, además de un modelo para muchos niños, un icono de la cultura africana y del “All Black Lives Matter” gracias a su papel de T’Challa.

Tras un duro periodo de luto, Marvel tuvo que tomar muchas decisiones con respecto al futuro del personaje, ¿sería reemplazado por CGI? ¿Optarían por simplemente cambiar de actor? Los fans y el Universo de Marvel esperaban estas respuestas.

Ahora por fin hemos podido ver Black Panther Wakanda Forever y tenemos tanto que decir de ella, eso si, esta será una reseña sin spoilers, por lo que no te contaremos nada que te dañe la cinta.

El fin de una era, el inicio de otra…

Black Panther Wakanda Forever

El mundo ha cambiado tanto desde el estreno de la primera Black Panther, hemos visto una guerra universal, viajes en el tiempo, la llegada de los mutantes, el final de muchos héroes y la llegada de sus nuevas versiones. Y Wakanda también ha cambiado tras la invasión de Thanos, sus relaciones con el mundo son tensas, Killmonger acabó con las corazón, rompiendo el legado de las Panteras Negras y lo más difícil de todo, su rey ha fallecido.

La lucha de poder por el vibranium ha crecido tras esto, ocasionando que se busquen fuentes alternas para encontrar más de este material extremadamente raro, lo cual comienza una guerra sociopolítica entre naciones poderosas.

Sabemos lo complicado que sería contar una cinta donde el actor principal ha fallecido, ¿cómo cuentas su historia con respeto sin que parezca que solo buscas sacar dinero?

Afortunadamente el director de la cinta, Ryan Coogler supo como responder esto y desde que empieza la cinta te dejan ver lo que está película es: un tributo a la historia de Chadwick Boseman, quien se siente presente en cada sonrisa y lágrima de los actores (y del público de paso).

Todo esto también sirve para presentar a nuevos personajes, siendo Namor (Tenoch Huerta) quien resalta de todos, robándose cada escena en la que aparece.

Black Panther Wakanda Forever

Además de Namor tenemos la llegada de Riri Williams (Dominique Torne), la próxima gran genio de Marvel y a quién veremos llegar dentro de poco en su serie, Iron Heart.

El resto del cast se compone de personajes que vimos en la primera cinta, Okoye (Danai Gurira), Nakia (Lupita Nyong’o), M’Baku (Winston Duke), Ross (Martin Freeman), la reina Ramonda (Angela Basset) y por supuesto, la nueva Black Panther, Shuri (Letitia Wright).

Pero esto no es tan simple, este proceso no es un simple “me toca portar el traje y ya”, no, la cinta se enfoca mucho al legado, las tradiciones y también de cuando debemos hacerlas a un lado. Por lo que el camino de Shuri es más filosófico que obligado.

De nuevo, no queremos contar mucho de la historia, pero podemos decir que más que una cinta de “buenos contra malos” esta va más sobre la importancia de un lider y las consecuencias de declarar o no una guerra, y aunque originalmente se vende a Namor como un villano, lo cierto es que rápidamente podemos ver sus paralelismos con Shuri y Wakanda.

Black Panther Wakanda Forever

Pero como Game of Thrones o House of the Dragon nos han enseñado, no importa que tan político o pacífico intentes ser, siempre todo puede irse al demonio por pequeños errores.

El resto de la cinta también trata de ser al estilo Marvel, acción, comedia, inclusive dando un pequeño twist hacia el cómo se hereda el título de Black Panther, pero sentimos que donde más resalta la historia es en cuanto a las interacciones y la tremenda fuerza que tiene la política, aún más que el de las armas.

No sabemos si esta sea la mejor cinta del MCU, pero si es la más emotiva. Es notable el amor que sintieron por la primera cinta y sobre todo, por Boseman, y no hay mejor despedía para su legado que Wakanda Forever.

Conclusión:

Black Panther Wakanda Forever

Aunque Chadwick Boseman no aparece en ninguna parte de Black Panther Wakanda Forever, su presencia y el amor que la producción le tuvo a él se sienten en todo momento.

Es notable que la cinta sirve para marcar el camino de una nueva generación de héroes y villanos, pero en cierta forma se siente como una especie de catarsis para aquellos que trabajaron con Boseman. Rindiendo un tributo a su legado y en cierta forma, pidiendo permiso para continuar con su historia.

Wakanda Forever no es una cinta perfecta, algunas actuaciones son algo exageradas y hay ciertos detalles en la historia en la que diras “¿y por qué simplemente no hacen esto o aquello? ¿Por qué mejor no solo…?“, pero cuando Namor aparece en escena o vemos las interacciones entre Riri y Shuri hacen que todo esto se nos olvide.

Black Panther, Chadwick Boseman

La cinta tiene muchas ideas interesantes y se siente muy fuerte el aspecto emocional de pasar la antorcha de la Black Panther, los fans de la primera van a resultar encantados por la cinta (y con una que otra lágrimita cuando las luces se enciendan).

Gracias por tanto Boseman, tu legado de la Pantera Negra está a salvo con Wakanda Forever.