Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El Remake de Splinter Cell buscará adaptarse a un público moderno.

Splinter Cell, Ghost Recon

Tal como reportamos previamente y después de mucha espera, Sam Fisher regresará para una nueva entrega de Splinter Cell, o más bien, una reinvención de su primera aventura, pues el reamke de Ubisoft Toronto promete mejorar gráficos y gameplay del clásico de 2002, pero no solo eso, pues también se confirmó que la trama del juego se adaptará a las nuevas generaciones de jugadores.

Aunque no hay muchos detalles todavía, sabemos que el juego utilizará el motor Snowdrop, el mismo que se usa en The Division o Avatar: Frontiers of Pandora. Pero gracias a la oferta de trabajos en Ubisoft Toronto, sabemos que también se está buscando un guionista para el desarrollo del juego:

Utilizando el primer Splinter Cell como base, estamos reescribiendo y actualizando la historia para un público moderno. Queremos mantener el espíritu y temas del original a la vez que exploramos nuestros personajes y el mundo que lo hizo auténtico y creíble. El elegido se unirá el equipo narrativo para dar una experiencia cohesionada y convincente ‘para un nuevo público de fans de Splinter Cell’.

Obviamente los fans de hueso colorado de Sam Fisher se mostraron divididos entre si aman u odian estas noticias, pues temen que la compañía arruine el juego, asegurando que esto es sinónimo de un fracaso asegurado.

Parece que están a punto de arruinar la franquicia. Con suerte, no intentarán culpar a los fanáticos si fracasa. La gente quiere otro juego de Splinter Cell. Quieren que sea bueno al mismo tiempo

Otros piden que el juego se cancele, que “usaron muchas palabras para decir que arruinaron el juego“, lo cierto es que hasta el moment no sabemos qué tipo de cambios tendrá la narrativa, y si te somos sinceros, la tecnología y situaciones sociopolíticas han cambiado mucho, por lo que no le haría daño una actualización, y un update no significa que veremos a Sam Fisher twerkeando o tomandose selfies, como tal vez piensen algunos.

Sigue leyendo: