Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Primero que nada queremos agradecer a OCESA por la invitación al conceirto de Ólafur Arnalds

Después de unos 4 años de su ultima visita en el 2018 el compositor islandés Ólafur Arnalds regresó a nuestro país para deleitarnos en el Teatro Metropólitan mientras promocionaba su “nuevo”  álbum titulado: Some Kind Of Peace. Ponemos el “nuevo” entre comillas debido a que salió hace 2 años, pero por la pandemia no había existido la oportunidad de que se tocara en vivo.

El escenario estaba puesto, el setlist definido y a eso de las 9:15 el gran compositor hizo acto de presencia acompañado, eso si por 4 músicos mas encargados de la sección de cuerdas: 3 violinistas y una chelista.

Ólafur Arnalds derritió el Metropólitan con su piano 1

Las luces comenzaron a desaparecer y en su lugar, una puesta minimalista pero imponente tomó el escenario mientras la velada abría con: Árbakkinn. La atmosfera era magica ya que entre la música que rozaba lo puro instrumental, mientras se difuminaba con tintes electrónicos y el espectáculo de luces que se vivía a cada segundo, hubo unos cuantos momentos en que nos quedábamos absortos en nuestros propios pensamientos.

Mejorando su español Ólafur Arnalds nos saludó a todos con un: “Hola, ¿Cómo estás?”

Después disfrutamos de: “New Grass” mientras con el piano nos hizo sentir un sin fin de emociones. Por si eso fuera poco, también para los amantes de las series tuvimos algo que llevarnos y atesorar en nuestro corazón porque no faltó un poco del soundtrack de: Broadchurch como “Beth’s Theme”.

Algo que de verdad vale la pena recalcar es que hubo un pequeño fallo en el escenario pero nos dejó el momento mas divertido de la noche ya que Ólafur Arnalds nos habló de lo rico que es comer tacos y un fan gritó que si quería que le cantáramos, de esta forma todos al unísono cantamos el: “Cielito Lindo“.

We Contain Multitudes fue la seleccionada para el “final del concierto” pero… tras una breve pausa y vítores de parte del publico, Ólafur regresó y nos contó que la ultima ahora si la escribió dedicándosela a su abuela y cerramos con: Lag fyrir ömmu

Fue una velada mágica la que vivimos en el Metropólitan con Ólafur Arnalds, de verdad MÁGICA.

Si quieres la playlist completa aquí te la dejamos y de nuevo nos queda agradecer a OCESA por la invitación. Hasta la otra…

Ólafur Arnalds derritió el Metropólitan con su piano 22