Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos
Disney
Encanto vs Disney: El equipo que defendió sus ideas ante la casa del ratón

Disney a través del tiempo ¿Ha cambiado la forma en que escucha a sus trabajadores?

Sabemos que Disney es una empresa difícil de complacer, el control de calidad en sus proyectos es muy exigente, hay ideas que no llegan a ver la luz, ya sea porque no tuvieron la aprobación en las funciones de prueba, o en los primero borradores no cumplían las expectativas de la casa del ratón. Uno de los ejemplos más sonados fue en la primera película de Pocahontas, en donde se rechazó la canción “De no conocerte” para el corte final, viendo la luz hasta el año 2005 siendo interpretada por Beto Castillo y Susana Zavaleta.

Con el paso de los años muchos pensarían que Disney, estaría dispuesto a escuchar las ideas de sus guionistas y animadores, además de estar más abiertos a la inclusión de personajes que rompan los estereotipos que nos han vendido por décadas.

Hemos tenido princesas sin un interés amoroso, heroínas de diferentes regiones del mundo, una latina (Elena de Avalor), una representante asiática (Raya), y agregando recientemente a las heroínas de Marvel como Karol Danvers, Peggy Carter, Gamora, Kate Bishop, Black Widow, etc. Pero, ¿dónde está la representación a los cuerpos femeninos que no están dentro de los estereotipos del cine?

Ha costado trabajo para que la industria del entretenimiento reconozca la belleza en mujeres con tallas grandes, atletas con músculos, mujeres con diferente estatura, con prótesis de alguna extremidad, diferente raza, etc. ¿Está Disney realmente consiente de que se debe tener en cuenta que no todos somos iguales y merecen la oportunidad de inspirar al espectador?

Luisa Madrigal, el personaje rechazado por Disney que encantó a todos los fans

En la pantalla hemos podido ver pocos ejemplos de heroínas con grandes músculos, generalmente se tiene el concepto de que toda mujer fuerte debe ser delgada con la estatura promedio y medidas que le hagan lucir atuendos sensuales.

Encanto llegó a Disney Plus el 25 de diciembre, y lo contrario a lo que pensó el estudio de animación, no sólo Mirabel ha dejado maravillados a los espectadores, todos y cada uno de los integrantes de la familia Madrigal se han robado el corazón de las personas.

Sin embargo, el equipo de la cinta se han sentido muy orgullosos con el éxito de esta, las canciones suenan en todas las aplicaciones de música y han conquistado los primeros lugares de las listas de éxitos. “No se habla de Bruno” derrocó a “Libre Soy” como la canción más exitosa de Disney.

Encanto
Encanto vs Disney: El equipo que defendió sus ideas ante la casa del ratón

Pero no todo fue sencillo para liberar este proyecto en la pantalla de cines y en la plataforma de Streaming, el equipo se tuvo que adaptar a las exigencias de Disney, en las que se les cerraron la puerta a muchos conceptos iniciales. Uno de ellos y que quizá puede parecer extraño, es que Bruno originalmente era un extraño para la familia Madrigal, convirtiéndose en el interés amoroso de Mirabel.

Un cambio que no pudieron aceptar los desarrolladores del proyecto era la eliminación total de Luisa Madrigal, al parecer al estudio de Mickey Mouse no le agradaba para nada el diseño de Luisa, una joven alta con grandes músculos, espalda ancha y un noble corazón. La idea de Disney era tener a una mujer fuerte, delgada y facciones delicadas, sentían que las niñas y mujeres jóvenes se sentirían identificadas sólo con Mirabel e Isabela, resultando en una bofetada para todos los escépticos en la compañía, quienes al ver el cariño que la gente le ha tomado a Luisa Madrigal, no tuvieron más opción que pedir urgentemente la creación de una muñeca de la más fuerte de las mujeres Madrigal.

Tristemente, las muñecas de Luisa no llegaron a México ni Latinoamérica, habiendo sólo dos paquetes con dicho juguete el primero por parte de la empresa Jakks Pacific para las tiendas Walmart en Estados Unidos, el segundo es exclusivo de la Disney Store.

Esperemos que en los próximos meses, decidan sacar más mercancía de la exitosa película en la que se destaque a los personajes que Disney no consideraba importantes y sea una reflexión para no continuar con los prejuicios a la hora de crear personajes diferentes a los mostrados en cintas anteriores de princesas y/o héroes.