Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El amado shooter de los 90’s creado por ID Software es tan bueno que hasta unos ratones lo juegan sin problema. ¡El futuro es ahora! ¿Leíste viejo?

Era inevitable pensar, una vez que la humanidad consiguió que Doom funcionara en todos los dispositivos, incluidas las cajas registradoras y más electrodomésticos.

Ratones son entrenados para jugar Doom en RV 1

Ahora que casi lo hemos hecho todo, no se trata de cómo se juega Doom, sino de a quién se le hace jugar a Doom. Lo primero, al parecer, son unas simpáticas ratones.

De acuerdo con Kotaku, el neuroingeniero Viktor Tóth ha pasado el último año dándole vueltas a una extraña cuestión: ¿Se puede entrenar ratones para que jueguen a Doom, el clásico FPS de los 90 de id Software? Parece que la respuesta es ¡Si!

Tras construir un nuevo sistema de realidad virtual para los ratones, crear un método de entrada para ellas e incluso diseñar un programa de entrenamiento y un sistema de recompensas para que participen, Tóth lo ha conseguido.

¿Cómo lograr que los ratones jueguen Doom?

A través de su blog en Medium, Tóth explica que, tras utilizar un gran monitor para crear una experiencia pseudo-VR para los roedores, comenzó a entrenar a tres ratones utilizando métodos automatizados, con una intervención mínima por su parte.

El objetivo principal era enseñar a las ratas a avanzar por un corto pasillo representado en Doom II, hasta llegar al final del pequeño nivel. El pequeño nivel contiene un único demonio gnomo que se puede matar, y la extraña configuración raton-Doom-VR de Toth ofrece una forma de que los roedores eliminen al demonio con la escopeta del juego.

Pero resulta que entrenar a las roedores para que disparen a los demonios fue complicado y “le faltó tiempo para reforzar el comportamiento”.

Ratones son entrenados para jugar Doom en RV 2
Ratones son entrenados para jugar Doom en RV

Los roedores juegan Doom, después de ser colocados en un pequeño arnés (una a la vez), luego se pone encima de una bola de poliestireno conectada a sensores de movimiento. La bola se asienta sobre unos artefactos giratorios con los que puede mover la bola para desplazarse en el juego.

Delante de la rata hay un gran monitor curvado que la rodea y crea un entorno similar al de la RV. O tal vez los roedores no se dejan engañar por la gran pantalla, sino que simplemente le gusta jugar a Doom y le sigue la corriente. ¿Qué opinan de este experimento con ratones jugando Doom?