Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos
PETA ha acusado a la película Clifford de maltrato animal 1
La primera Aparición de Clifford, fue en 1963 en el libro ´El gran perro colorado´ el cual sería el inicio de una extensa serie de libros .

“Clifford” el cachorro de los libros a la gran pantalla

Discovery Kids no ha querido quedarse atrás en las adaptación live action de sus animaciones más exitosas, hemos tenido ya ejemplos con Nickelodeon que lanzó ese extraño live action de Dora La Exploradora, Warner Bros. con Tomy y Jerry así como Space Jam con los Looney Tunes.

Clifford, llegará a los cines en Diciembre de este, para dar un paso hacía el pasado, llevando a la nostalgia a sus antiguos televidentes y lectores, aunque realmente muchos no se esperaban ver una película del querido cachorro.

El reencuentro de Cliffrod con Emily Elizabeth promete ser emocionante, conmovedor , pero sobre todo divertido, tal como pasó en 2018 con Christopher Robin y su fiel amigo Winnie Pooh .

Sin embargo, a pesar de que la película promete un sano e inocente nivel de comedia para la trama de la cinta, agregando de que el gran perro colorado es computarizado, la polémica acaba de envolver al gran estreno infantil de diciembre.

Todo comenzó porque PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), señaló que durante las filmaciones de la película, Paramount Pictures fue negligente con animales reales que se utilizaron durante el rodaje. Remarcando que los animales, no recibieron buenos tratos todo porque se requería que fueran obedientes durante las horas de trabajo.

PETA VS CLIFFORD: Los descuidos de Paramount causan indignación

Una investigación realizada por PETA hace 10 meses, durante el rodaje de Clifford fue utilizado un mono capuchino y a otros animales, sufriendo descuidos, sin recibir atención médica  (si se enfermaban o lesionaban), además de mantenerlos marginados en  espacios sucios y sin comer, todo esto con intenciones de que el hambre los hiciera más fáciles de trabajar al realizar trucos y lo que fuera requerido en el tiempo laboral.

PETA comentó lo siguiente.

“Mientras que otras películas optan por utilizar CGI, tecnología que permite que los monos permanezcan con sus familias en lugar de ser arrastrados a los sets de filmación y obligados a actuar, Clifford el Gran Perro Rojo de verdad duplica la crueldad de prácticas obsoletas y arcaicas”, dice PETA al pedir a la gente que no asistan a los cines a ver la película.

Ahora que PETA sacara a la luz su denuncia, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos levantó actas a los involucrados por violar la Ley Federal de Bienestar Animal, por lo cual comenzará un proceso legal contra las personas encargadas de la producción del live action de Clifford.