Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La industria de la moda lucha de manera constante para obtener prestigio y reconocimiento a nivel internacional, sobre todo, con el objetivo de vender posicionamiento, sin embargo, la piratería en el «gaming» representado por una Arcade se ha unido a la estrategia de una marca prestigiosa.

La industria de la moda lucha de manera constante para obtener prestigio y reconocimiento a nivel internacional, sobre todo, con el objetivo de vender posicionamiento, sin embargo, la piratería del gaming representado por una Arcade se ha unido a la estrategia de una marca prestigiosa.
Arcade: Prestigiosa marca de moda comercializa arcade mini en 4000 dólares…. ¡y es pirata!

Arcade Pirata

La piratería en los videojuegos es mucho más que una realidad y es un factor que ha amenazado la industria básicamente desde sus inicios. Uno de los puntos más vulnerables del tema se ha visto reflejado a través de las máquinas de arcade.

Podríamos hablar de muchos ejemplos al discutir este tema, pero vamos a citar aquel momento donde el rapero SouljaBoy intentó comercializar una consola llena de videojuegos piratas, que el día de hoy se ve reflejado en un escenario bastante similar, por la marca de alta costura Yves Saint Laurent, que hoy en día, ofrece en su sitio oficial, un arcade mini la cual cuenta con más de 600 juegos que muy seguramente no cuentan con licencia o permiso oficial.

Este producto cuenta con 4 modelos de lo que representaría un gabinete mini, que, a pesar de no contar con el mejor hardware o contenido, logra destacar por las características y detalles estéticos de su diseño. El precio termina elevándose a un rango entre los $3,025 a $6,490 dólares. Incluso hay una versión con acabados en mármol de US $27,000. Dales un vistazo tu mismo haciendo click aquí.

Arcade: Prestigiosa marca de moda comercializa arcade mini en 4000 dólares…. ¡y es pirata! 1

Esta producción de gabinetes está elaborada en una colaboración entre Yves Saint Lauren y el negocio de videojuegos retro “Neo Legend” e incluye el juego Street Fighter II: Rainbow Edition, el cual es una copia pirata de Street Fighter II: Champion Edition, que cuenta con el reconocimiento de inundar las salas de juego durante la época de su lanzamiento.

¿Qué opinan? ¿Es justificable debido al tamaño de la marca o la piratería debería ser penada independientemente de quién la haga?