No Time to Die se retrasa al 2021 y el cine sufre.

Recientemente reportamos el nuevo retraso de la próxima cinta de James Bond, No Time to Die, para abril de 2021, pero esto ha traído más complicaciones de las planeadas, pues la cadena de cines en China, Cineworld, ha decidido cerrar pues “es imposible mantenerse abiertos” ante la situación actual con el COVID-19.

Reportado por The Daily Mail, Cineworld cerrará sus 128 sucursales en China el día de hoy, dejando en riesgo 5,500 trabajos, pues es una de las cadenas de cine más grandes en el país.

El anuncio del retraso de No Time to Die fue acompañado con otra grande producción pospuesta, pues la próxima entrega de Fast & Furious, F9, también se va para el 2021.

Tras la pandemia del COVID-19, el cine ha comenzado a abrir sus puertas poco a poco en todo el mundo, pero no se ha logrado recuperar la industria, pues se han reportado bajas taquillas de New MutantsTenet, así como un fracaso en ventas de Mulan, eso sin contar que estudios como Sony han decidido no estrenar nada hasta que las salas de cine vuelvan a la normalidad.

Por lo pronto, Cineworld cerrará sus puertas hasta 2021 en China, pero se cree que las sucursales en Reino Unido se vean afectadas de igual manera.

“Este anuncio es probablemente el golpe más serio para los operadores de cines en Reino Unido en las últimas semanas, indudablemente causará que un número significativo de cines vuelva a cerrar.”

Phil Clapp, Jefe Ejecutivo de la Asociación de Cines en Reino Unido.
Cines abiertos sin palomitas

¿Qué opinas de esto? ¿Podríamos volver a ver un cierre de cines en nuestro país? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!