Agradecemos a Bandai Namco y Slightly Mad Studios la copia para reseña de Project CARS 3.

La tercera entrega de Project CARS nos regresa a las pistas de carreras con muchas novedades que cambia la fórmula de juego a la que nos tiene acostumbrados, ¿Esto fue para bien o para mal? ¡Entérate en nuestra reseña!

¿Qué hay de nuevo en Project CARS 3?

Project CARS 3

Project CARS 3 no es una secuela tradicional para la franquicia, pues ha decidido cambiar su modo «realista» al que nos tiene acostumbrado por un enfoque más arcade, esto podría acercar a nuevos jugadores, pero también alejar a los fanáticos.

Y es que el mundo de los juegos de automovilismo tienden a renovarse cada cierto tiempo para poder enfrentarse a competidores como Need for Speed, Gran Turismo o The Crew. Y justamente eso es algo que ha caracterizado a Slightly Mad Studios (Fast & Furious: Crossover), pues con cada entrega de esta franquicia deciden expandir sus horizontes o cambiar elementos para que se sienta como algo relativamente nuevo.

Ahora, con más de 200 carros, un modo robusto de personalización, 50 pistas a nivel mundial y un modo de carrera extenso, Project CARS 3 ofrece mucho contenido que irá creciendo conforme avances en el mismo.

Este progreso se separa tanto en los múltiples carros que obtendrás, así como en tu corredor, además de los diferentes logros y retos que cada pista presenta, y obviamente el buscar siempre el primer lugar en cada carrera… Esto puede ser muy positivo o negativo, pues si no eres amante del género, su progresión se te hará demasiado lenta y pesada.

Podrás acceder a un manual o guía de cada auto que evaluará los stats de cada auto, su forma de conducirse, las partes que tiene agregadas (frenos, suspensión, etc), repetimos, esto puede ser abrumador en caso de que no seas fanático de este género. Eso si, con cada pieza que le agregues a tu carro tendrás la sensación de que creces junto a tus autos.

Esto es más enfocado para crear un sentimiento de juegos arcades, es decir, más rápido para la experiencia de los jugadores.Sumado a esto, el diseño y las gráficas del juego lo hacen mucho más atractivo.

Pero como siempre, lo más importante en este tipo de juegos es su forma de conducir, pues obviamente cada tipo de carro tendrás diferentes formas de manejar, los lowriders tendrán un mayor momentum, mientras que los más pesados se sujetarán mejor al camino. Mientras más «perfecta» sea tu forma de conducir, mayor será tu puntaje, experiencia y velocidad, por lo que no hay lugar para los errores en la pista... O bien, puedes sólo pagar con el dinero del juego por estas mejoras y saltarte el grindeo en las pistas.

Las carreras son relativamente cortas y rápidas, aún así nos topamos con varios glitches en la pista que según entendemos, no existen en las versión de Xbox One X y PlayStation 4 Pro, por lo que si tienen esas consolas, no deben preocuparse por verlos.

Obviamente, el modo multiplayer te enfrentará a corredores e todo el mundo, desde eventos especiales, enfrentarte a «rivales» (jugadores que juegan muy similar a ti), etc.

En resumen, Project Cars 3 es divertido pero recomendable sólo a los fanáticos del deporte de la conducción, aunque cambiar a un modo arcade podría alejar a los jugadores veteranos, y no estár del todo bien implementado, la cantidad enorme de contenido y la fluidez de su conducción te mantendrán entretenido lo suficiente para seguir jugándolo.

Conclusión:

Los fanáticos de los juegos de conducción se sentirán muy atraídos ante la cantidad absurda de contenido, pero sus problemas de progresión lentisima y algunos glitches visuales disminuyen mucho la diversión para el jugador.

Esta mezcla de arcade con simulación le hacen disfrutable y fresco, pero no es un paso enorme comparado con su segunda parte, si tienes una comunidad de jugadores o mucho amor por este deporte, entonces si te sentirás atraído, de lo contrario, te recomendamos primero probarlo antes de enfocarte enteramente en este.

Project Cars 3 podría ser complicado para los nuevos jugadores, pero una vez que te adentras en su sistema robusto de personalización y en la rapidez de sus carreras, te la pasarás compitiendo una y otra vez.