Tiempo aproximado de lectura: < 1 minutos

El regreso a clases para los estudiantes de Taiyuan al norte de China, no ha sido nada sencillo por los estrictos protocolos de bioseguridad que se tienen para evitar la propagación del virus. Por esto han decidido poner su imaginación a volar y fabricar sus propias alas de distanciamiento social.

China

Según GulfNews, los niños utilizan este accesorio durante su estancia en la escuela, lo que permite una distancia prudente entre los estudiantes y evita la propagación de nuevos contagios por COVID-19 en la ciudad China.

Las alas también fortalecen la creatividad de los infantes, ya que crean sus propios diseños para lucirlos frente a sus compañeros y así hacen más ameno el regreso a clases e incentivan a otras escuelas en el mundo que se enfrentan a la reapertura en medio de la pandemia.