Durante los últimos días las cosas se han puesto feas para la industria de los videojuegos. Pero en esta ocasión Strauss Zelnick, dueño Take Two (Rockstar y 2K), decidió hacer frente a las acusaciones de Donald Trump.

Después de los tiroteos en Texas y Ohio, y de que se culpara a los videojuegos por dichos actos, la cuestión sigue en debate, ¿Son los videojuegos los causantes de la violencia o es un problema exclusivo de los Estados Unidos?

Strauss decidió responder a esta pregunta en el programa Mad Money, donde el conductor Jim Cramer no dudó en preguntar su opinión respecto al tema. Contestando lo siguiente:

CEO Take Two

«Creo que culpar a los videojuegos y los modos de entretenimiento es muy irrespetuoso con las víctimas y las familias. Como concepto, el entretenimiento es parte de la alegría diaria de las personas. Y se consume en todo el mundo. Y es exactamente lo mismo en todo el mundo. La violencia armada es un problema exclusivamente estadounidense. Eso tiene que cambiar, pero eso solo cambiará si abordamos los problemas reales»

El CEO destaca el hecho de que las acciones para disminuir estos actos de violencia son meramente superficiales. Un claro ejemplo, es el de la cadena Walmart, donde decidieron dejar de vender videojuegos violentos pero no armas. 

Después, el conductor le preguntó a Zelnick, que si en el caso de que se encontrase a un juego violento el como culpable de los hechos, éste lo retiraría del mercado. El CEO no dudó en responder:

«Claro que lo retiraría. De la misma manera en la que no distribuiría una sustancia o un producto que pusiese a la gente enferma»

A la postura de Take Two se suma la de Reggie Fils-Aime, ex-directivo de Nintendo of America. Quién por medio de un tweet nos mostraba las siguientes estadísticas:

https://www.instagram.com/p/B01RrLvgV0Q/

Sin duda es un tema del que se seguirá hablando…
¿Pero cuál es tu opinión al respecto?