Las recientes políticas económicas del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en contra del gobierno de China han levantado preocupaciones en todo el mundo, ahora, las tres compañías lideres en videojuegos, SonyMicrosoftNintendo se han proclamado en contra de las mismas.

Como mencionamos recientemente, el caso Hauwei fue sólo el principio de una serie de sanciones que afectarían a la industria de la tecnología, en este caso, afectando el costo y producción de sus consolas.

Por tal motivo, Microsoft, Nintendo y Sony lanzaron este comunicado al Presidente Trump pidiéndole reconsiderar sus políticas, previniendo el cómo la industria se verá afectada en un futuro próximo.

«En la carta, mencionan que el 96% de las consolas que se venden en los Estados Unidos se fabricaron en China. Tan solo en el año 2018, se vendieron 15 millones de consolas en Estados Unidos de esas compañías. Así que el aumentar de precio en las consolas afectaría desde a los negocios que los venden, a los consumidores y a miles de empleados de la industria que realizan juegos para ellas. Las consolas no son productos cuya fabricación y ensamblaje se pueda modificar de forma simple, ya que dependen de complejas cadenas de producción que incluyen a muchas compañías.» Atomix

La carta agrega que dichas políticas detendrían la evolución constante de la tecnología.

La carta es firmada por Linda K. Norman, Vicepresidente y Representante General de Consejo de Microsoft Corporation; Devon Pritchard, Gerente de Consejo y Vicepresidente Ejecutivo de Asuntos de Negocios de Nintendo de America Inc.; y por Jennifer Liu, Gerente de Consejo, Vice Presidente Senior de Asuntos Legales y de Negocios de Sony Interactive Entertainment LCC.

Usualmente las tres compañías se alían para crear nuevas y más eficientes tecnologías para sus consumidores, por lo que ver una alianza en contra de políticas gubernamentales no es algo común.