No es de dudar que Alfred Hitchcock, director de Psycho (1960), sabia como generar suspenso e intriga a los espectadores. Sus historias y la experimentación en sus películas dejarón un lienzo en blanco para nuevas generaciones.

Es aquí donde entra Rope (1948), una cinta llena de experimentación inspirada en un crimen de la vida real.

Rope es una adaptación de la obra de teatro homónima escrita por Patrick Hamilton en 1929, que a su vez está basado en el homicidio de Bobby Franks a manos de Nathal Leopold y Richard Loeb en los años veinte. Esta es una de las dos películas del director que se encuentra presente el crimen perfecto, siendo la otra Strangers on a Train (1951).

Este crimen ha inspirado a muchos otros filmes como: Impulso criminal (1959) y Compulsión (1992). La exposición del largometraje es la superioridad del hombre (Übermensch, Nietzsche) por eludir las consecuencias de cometer tal acto. La representación sutil de dos personajes homosexuales es un referente al origen del homicidio, y este se convierte en el factor onírico en varias escenas.

Rope introduce la modernidad de Hitchcock, siendo la primera película a color, con escenas  escenas prolongadas (10 minutos por escenas con desvanecimiento) disminuyendo la edición y aumentando los movimientos de cámara en cada escena. Esto ocasiono que la grabación se prolongara por que las escenas debían de ser cuidadas ante errores técnicos o de dialogo por los actores.

Podrá no ser su mejor película, pero se convierte en una referencia del director, debido a diferentes recursos como  la utilización del homoerotismo, la tecnología y su  forma de grabar, cuestionando la forma de hacer cine en Hollywood.

Si dudas donde se puede encontrar la inspiración, recuerda que Alfred Hitchcock es el director que emplea todos sus factores a su favor incluso si propiciaban tabú y restricciones de proyección. Y aunque no pudo conseguir un Oscar en ninguno de sus trabajos, logro más de una ovación. A pesar de eso podemos encontrar un film destacado donde su firma se encuentra en el minuto 50 con su fantástico y sutil cameo.