Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Agradecemos a Diamond Films por la función de prensa de Everything Everywhere All at Once.

Ok, vamos a comenzar por algo, no te queremos arruinar la cinta y te invitamos a que dejes todo lo que hagas y vayas a verla ahora mismo, mientras menos sepas de ella mejor, no vamos a contar spoilers porque ni aunque te explicáramos a detalle lo que pase en la cinta le haría justicia.

¡Ve a verla ya!

Dicho esto, A24 nos trae Everything Everywhere All at One, una aventura alucinante, disruptiva e irreverente sobre artes marciales y amor familiar protagonizada por Michelle Yeoh  y dirigida por “los Daniels”, Dan Kwan yDaniel Scheinert, que de seguro te volará la mente.

Fue tanto el impacto de la cinta que cuando nos preguntaron después de qué, trata solo pudimos quedarnos en silencio, ¿Es una película de artes marciales?… ¿Decir que es una película de realidades alternas le rebajaría a una producción de Hollywood típica?… ¿Si la calificamos como una obra perfecta, hermosa, perfecta y grotesca sonaría muy exagerado? (aunque sí tiene escenas que dejarían a tu mamá persignándose).

Everything Everywhere All at Once, Todo en todas partes al mismo tiempo
Reseña: Everything Everywhere All at Once, la verdadera locura del Multiverso

Creo que lo mejor que podemos decir de Everything Everywhere All at Once es que, es mejor verla sin saber nada al respecto, este tipo de experiencia es algo que pocas películas pueden ofrecer para sorprender al espectador como Cabin in the Woods o El Sexto Sentido, pues ir con la mente en blanco te hará saborear por completo la producción y te volará los sesos cuando veas de qué va.

El sello A24 se caracteriza por ser una firma única de las películas de bajo presupuesto que arriesgan demasiado al ser demasiado atrevidas y en esta ocasión rompieron el cine, lo envolvieron como regalo de navidad adelantado y te lo aventaron a la cara.

Sin spoilers podemos decirte que en Everything Everywhere All at Once ronda en la idea de la familia, siendo Evelyn Wang (Michelle Yeoh) y Waymond (Jonathan Ke Quan) padres de Joy (Stephanie Hsu), una adolescente con la que no pueden conectar ya, tanto por costumbres como por anhelos de la juventud. Todo esto mientras tienen que reportar a una nefasta empleada del fisco interpretada por Jamie Lee Curtis (que fácilmente se roba toda escena en la que aparece), y básicamente aquí se va a llevar toda la historia.

Ahora, ¿cómo puede una cinta ubicada en un cubículo de gobierno romperte la cabeza? Mmm, en términos simples, imagínate si The Matrix, Marvel’s What If? y Rick and Morty tuvieran un hijo, este creciera lleno de problemas mentales pero con el tiempo entrara a rehabilitación donde tiene una relación con Legion, After Yang y El Viaje de Chihiro, se fueran a vivir al campo en una relación poliamorosa con Crazy Rich Asians y Turning Red… Algo así pero más epico.

Everything Everywhere All at Once

El título es totalmente atinado ya que el filme se divide en tres partes mismas que forman el nombre de la película.

Everything Everywhere All at Once ocurre en un mismo lugar, pero en todos los lugares bajo una misma idea que se combina con una fiesta de puñetazos, bromas de mal gusto, líneas del tiempo, futuros post-apocalípticos y todo esto explicando el Multiverso mucho mejor de lo que le ha tomado a Marvel lograr en 20 años. Con un ritmo agobiante, frenético, no pararás de reír y emocionarte; Y qué decir del diseño de vestuario y los visuales, esta es una gran pasarela de moda que por nada te puedes perder.

La segunda parte te regresa de una bofetada al hecho de que los personajes siguen siendo humanos y como en la vida real podemos postergar todo lo que queramos la psicodelia y el ruido pero tarde o temprano tendremos que encarar nuestros problemas es justo entonces que decimos caray no puede ser que esté llorando si son personas con dedos de salchicha y piedras con ojos locos.

Podríamos estar horas resumiendo Everything Everywhere All at Once y usar miles de comparativas o datos de todas las referencias expuestas en cine podríamos incluso usar los clásicos como “acción desenfrenada que te mantendrá pegado a la silla”, pero lo realmente cierto es que Everything Everywhere All at Once es una experiencia que se tiene que vivir en las mejores salas de cine, la película que no quiere ser tomada en serio pero no podemos dejar de notarla.

Celebramos el absurdo mientras observamos muy de cerca el Nihilismo.

Conclusión de Everything Everywhere All at Once:

Everything Everywhere All at Once, Todo en todas partes al mismo tiempo
Reseña: Everything Everywhere All at Once, la verdadera locura del Multiverso

En resumen, todo lo que podemos decir de Everything Everywhere All at Once es positivo y nos ha demostrado que todas esas reglas impuestas de manera invisible de lo que se debe o no hacer en el cine están para romperse, las posibilidades en el cine como en los multiversos son infinitas. 

La vida es un bagel con chocolate y solo el que lo comió sabe si le gusta, estamos frente a un acontecimiento cinematográfico y estamos contentos de haberlo presenciado.

Soy Sopha McFly (y Temo, el colado en esta reseña) recuerden seguirnos en todas nuestras redes y elevar su cosmos hasta el infinito.