Tiempo aproximado de lectura: 7 minutos

Distribuidor: Tinimations

Desarrollador: Ratalaika Games

Género: ritmo, acción

Jugadores: 1 jugador

Fecha de estreno (PS4): 17 de noviembre 2021

Juégalo en: PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Serie X/S, Nintendo Switch, Steam

Introducción

De la mano de la distribuidora Tinimations y el estudio desarrollador Ratalaika Games, Klang 2 ha sido estrenado en consolas durante el mes de noviembre, trayendo la secuela del popular y galardonado juego del 2016 con nuevas mejora mecánicas. Exploraremos el intenso y oscuro mundo virtual mientras buscamos la redención de nuestro personaje. En NSÑ ya le dimos una buena oportunidad y te contaremos nuestra experiencia con el título.

Ritmo frenético

Klang 2 es un juego de ritmo inmerso en un sistema de combate de alta velocidad. Con más de 30 canciones para probar tus reflejos, el juego emplea mecánicas simples de reacción que progresivamente irán subiendo su dificultad. El título también nos brindará una historia profunda de traiciones y alianzas inesperadas.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 1
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

La revancha contra Sonus

El título retoma la historia tras los sucesos de la primera entrega: En una ciudad virtual con seres que se comunican por medio del sonido, Klang, tu personaje, buscaba liberarse de la tiranía de Sonus (El Señor del Sonido), pero tras ser derrotado por la mano derecha de éste, Sonus logra liberar al ser conocido como Un-Ojo para obtener sus poderes. El ritual no sale como esperaba, y la población queda destruida, Sonus desaparecido y Un-Ojo atrapado en tu arma.

Klang, bajo estas bizarras circunstancias, se alía con Un-Ojo por un objetivo en común: derrocar a Sonus. Para ellos será necesario absorber energía de diferentes criaturas para fortalecer tu diapasable (arma principal de Klang) y llevar a cabo tu venganza.

Klang 2
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Algo confusa, pero la historia de Klang 2 vale la pena

La narrativa puede ser un poco enredada en un principio debido a que agarra muchos elementos de su primera entrega (por suerte, tienes a disposición una bibliografía para ver los antecedentes importantes), pero poco a poco se construye una historia muy interesante que gira en torno a traiciones y de no reconocer quién es el villano realmente. En verdad se esforzaron genuinamente en otorgarnos una historia interesante, algo que generalmente no esperamos en un título de ritmo.

El lado positivo es que la historia no se siente invasiva, sino se encuentra bien integrada al género de ritmo de Klang 2 (los seres basan su cultura en el sonido, por ejemplo), es un lore interesante a explorar que no todos los juegos de ritmo se esfuerzan en integrar.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 2
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Combate rítmico

El sistema mecánico de Klang 2 es simple pero efectivo: a lo largo de cada etapa/canción deberemos mantener el patrón de ritmo por medio de diferentes comandos que deberemos atacar mientras vayan apareciendo, para ellos tendremos que enfocar nuestra visión a la figura y activar el botón de acción según lo requerido (los patrones circulares solo nos pedirá apuntarlos y activar el comando de acción, los triangulares nos exigirán direccionar nuestro control a donde apunten y con las figuras cuadradas deberás mantener apretado el botón de acción hasta que desaparezcan).

La dinámica se centra en que Klang está peleando mientras suena la música, cada acción o comando activa los ataques y movimientos de tu personaje, creando unas visuales únicas en un juego de ritmo. El sistema es fácil de entender y el juego progresivamente irá aumentando la dificultad de la dinámica, permitiendo tener un sistema adaptativo para todo jugador y que te recompensa por ir mejorando.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 3
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Dificultad progresiva

En contraste Klang 2 presenta un gran desafío para los jugadores más veteranos del género del ritmo, no solo los niveles de dificultad suben progresivamente, sino que al obtener un rango S en alguna canción obtendrás el modo rápido del nivel, aumentando las exigencias de reflejos sustancialmente. Son 30 niveles/canciones a disposición, incluyendo su versión de velocidad aumentada, por lo que tendrás variedad a disposición.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 4
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Un gran apartado visual

Gráficamente no se queda atrás y muestra todo lo que un juego independiente puede lograr, es sencillo visualmente con una atmosfera virtual similar a lo visto en películas como Tron, predominando una paleta de tonos azules.

Toda la dinámica visual se va armonizando durante el desarrollo de cada canción: cambio constante de colores a medida que activas los comandos, los efectos de luces y sombras ayudan a crear dinamismo al movimiento, etc. Sí, algunos modelos de personaje pueden sentirse simples y hay poca variedad de escenarios, pero Klang 2 absuelve ese detalle creando excelentes efectos visuales sobre las etapas.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 5
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Un excelente grupo de compositores

Pero no podemos hablar de un juego de ritmo sin establecer una opinión concreta sobre su contenido musical, y creemos que Klang 2 ofrece un sólido soundtrack electrónico con diversos sub-géneros, compuestos por talentos conocidos en el área como: bLind, James Landino, Arcien, Nhato, y muchos más.

Cada una de las canciones son únicas y encajan a la perfección con la estética del juego. Es un apartado que claramente se preocuparon de llevar contenido de calidad. Ya hemos dicho en algunas reseñas: si el ost es tan bueno que te dan ganas de escucharlo fuera del juego, es porque hicieron un buen trabajo, y en Klang 2 ocurre exactamente eso.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 6
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Volverás por más

En un juego de ritmo no hablamos tanto sobre su durabilidad sino de su capacidad de rejugabilidad. En estricto rigor, Klang 2 es corto, si te esmeras en sacar buenas calificaciones podrás fácilmente llegar al verdadero final del juego en unas 6 a 8 horas. Desbloquearás el modo rápido de cada canción, aumentando significativamente la dificultad de los niveles y teniendo más alternativas de contenido.

El juego de por sí ya te motiva a continuar jugándolo debido a que es divertido, rápido de aprender y con el grado de dificultad preciso para motivarte a ir mejorando. No es diferente a cuando jugábamos Dance Dance Revolution y repetíamos las mismas canciones solamente por el hecho de encontrar la dinámica del gameplay entretenida. A veces uno vuelve a un título solo por el factor de diversión y opinamos que Klang 2 tiene ese componente para ser jugado una y otra vez.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 7
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Algunas cosas a mencionar

Son pocas cosas negativas de la cual podemos hablar de Klang 2, algunos modelados de personaje o escenarios son toscos para los estándares actuales, pero no debemos ser exigentes en el apartado gráfico en un juego independiente, además que saben suplir este detalle con grandes efectos visuales. Más allá del modo rápido a desbloquear, nos hubiera gustado la inclusión de diferentes matices de dificultad para cada nivel, después de jugar las últimas etapas, volver a repetir las primeras dinámicas puede resultar algo aburrido.

Reseña: Klang 2 (PlayStation 4) 8
Reseña: Klang 2 (PlayStation 4)

Conclusión

Klang 2 es un excelente ejemplo de que los juegos de ritmo pueden ser relevantes en esta generación de videojuegos, estando a la par de clásicos como The Crypt of the NecroDancer o The Metronomicon. Con un excelente soundtrack, variedad de niveles, único en estética y una historia interesante, este título vale completamente la pena considerando su precio de estreno de $15 dólares.

A destacar

-Gran apartado musical, con 30 niveles disponibles.

-Una historia sustancial e interesante.

-Divertido.

-Efectos visuales logran pulir la calidad gráfica.

A mejorar

-Modelado de personaje algo tosco.

-No hay un sistema de aumento de dificultad en las canciones.

-Aunque la historia es interesante, puede ser confusa la primera vez que juegas al título.