Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La religión se proclama contra Fortnite.

Sin duda alguna, Fortnite es uno de los juegos más grandes de la actualidad, superando la barrera de los videojuegos y llegando a esferas como la música, el cine, los coleccionables, y ahora, inclusive a los ámbitos religiosos (aún sin buscarlo).

Todo tras recientes declaraciones de Sandiaga Uno, ministra de Turismo y Economía de Indonesia, quien ha comentado sobre “el contenido inadecuado” en el juego de Epic Games en contra de la Kaaba, un sitio sagrado para musulmanes y el Islam (Vía The New Arab).

Según Uno, existe un mapa creado por la comunidad donde se puede ver una construcción muy similar a la Kaaba, misma que puede ser destruida por los jugadores.

“El juego Fortnite está directamente en contra de los valores elevados, especialmente los religiosos. Esto puede desencadenar un comportamiento irrespetuoso entre las comunidades religiosas y fomentar actos de violencia”.

Sandiaga Uno, ministra de Turismo y Economía de Indonesia.

Con esto, la ministra busca que el juego pase por una revisión para ser prohibído de forma definitiva en Malasia, pidiendo además a Epic que tenga más cuidado en el contenido del mismo.

Por su lado, Johnny G. Plate, ministro de Comunicaciones e Información de Malasia, reconoció que el contenido que causó la polémica fue creado por un jugador y no por Epic Games. Por tal motivo, iniciarán una investigación junto con la policía para encontrar al usuario que llevo el contenido ofensivo al juego (Vía LevelUp).

Epic, por su parte, ha comentado lo siguiente:

“Nos gustaría enfatizar que nuestro equipo respeta todas las religiones y trabajamos en estrecha colaboración con los creadores de contenido del título para brindar una experiencia de juego segura para todos nuestros jugadores”.

Hasta el momento se desconoce que medidas podría tomar el Gobierno de Malasia en contra de Fortnite.

Sigue leyendo: