Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

Seth Godin, compartió desde el Talent Land Digital 21 su camino para llegar al éxito.

Este 06 de Julio desde el Talent Land Digital 21 estuvo presente uno de los grandes gurús del marketing de esta generación, que no es otro que Seth Godin, experto empresario con una trayectoria destacable en el mundo digital, y que compartió varios de sus consejos y experiencias durante su Talent MasterClass.

En una conversación con el también empresario, Carlos Muñoz, Seth Godin comenzó por desear bienestar a todos aquellos que se han visto impactados por la reciente pandemia del Covid-19 de manera física, personal o profesionalmente. Al mismo tiempo, recalcó las grandes cosas que la tecnología fue capaz de crear durante esta época de confinamiento.

Talent Land Digital 21: Seth Godin comparte su conocimiento para llegar al éxito 1
Talent Land Digital 21: Seth Godin comparte su conocimiento para llegar al éxito

Seth Godin destacó la impresionante aceleración que sufrió la conectividad en línea a raíz de la pandemia, adelantándose incluso cinco años a lo que podíamos esperar, con muchas más personas conectadas digitalmente, para bien o para mal, y que ha cambiado las formas de relacionarnos con los hábitos de consumo, con quiénes interactuamos y de qué manera lo hacemos.

Por otro lado, esta aceleración digital también ha llevado a muchos a pensar que el fin de una era ha llegado, y que con ello nos hemos dado cuenta que la vida no espermanente, y debemos sacar el máximo provecho de ella.

Continúa planteando varios caminos para construir compañías. El primero, los “freelancer(personas a quienes les pagan cuando trabajan en algo específico), y que para Seth Godin son las más talentosas en una organización, sin embargo, es una trampa que muchos freelancer se llamen a sí mismos “emprendedores”, ya que los emprendedores son quienes tienen la habilidad de estar buscando a gente calificada para hacer el trabajo.

emprendimiento, el primero a través del “bootstrapping” que significa que consigues el dinero para crecer por medio de tus clientes, pues les ofreces soluciones a un problema de manera eficaz, de modo que ellos busquen pagarte por ello. Ésta es la esencia de la mayoría de los pequeños negocios. El segundo es generar millones de dólares, construir algo deprisa y venderlo.

“Si quieres entrar al juego del capital tienes que ser grande, no rentable, pero si lo que quieres es libertad y paz mental, sirve a tus clientes lo suficientemente bien para que te paguen sin dudar, y de esta forma volverte rentable”

Carlos Muñoz preguntó a Godin lo que piensa acerca de la idea de la mercadotecnia siendo “una herramienta que engaña a las personas”, postura que resonó en redes sociales en México recientemente, a lo que Godin respondió que el marketing es lo que sucede cuando preguntas a una persona su marca, compañía o incluso persona favorita y por qué, y ésta responde que es su favorita porque cumple su promesas, porque hace grandes cosas, porque lo llevan hacia donde quiere llegar, y cuando ello se usa de forma negativa y para prometer lo que no se puede cumplir, es solamente alboroto.

Para Seth Godin, la mejor manera de conseguir clientes es estar en el momento adecuado cuando te necesitan, para resolver un problema específico:

“Necesitas elegir a tres personas a las que entiendas lo suficientemente bien como para brindarles un trabajo extraordinario, y después, y aquí está la clave, resuelve este trabajo de forma en que la vida de estas tres personas mejore si le dicen a los demás lo que hiciste”.

Seth Godin mencionó que, al momento de vender, se debe entender que existen clientes que compran algo porque es nuevo, mientras que hay otros que lo hacen porque es bueno y funciona.

Respecto al uso de las redes sociales (particularmente Tik Tok y su creciente popularidad) Godin explica que las grandes aplicaciones dictan a las audiencias formas específicas de crear contenido, que posteriormente es recompensado con likes o seguidores, sin embargo, lo hacen porque es beneficioso para ellos, pues consiguen que su audiencia se convierta en empleados gratuitos.

Seth Godin continúa planteando las diferencias e implicaciones entre “blockchainy “bitcoin, dos términos clave para la era actual: el bitcoin es un juego de especulación, oro digital, mientras que el blockchain es una base de datos incorruptible.

Con el fenómeno del   blockchain nuestras interacciones con la web no cambiarán mucho, pero sí harán posibles nuevas redes y organizaciones, y en la que miles de personas podrán cooperar entre sí para construir estos proyectos, sin que solamente pocas se vean beneficiadas con ello.

Uno de los consejos que compartió Seth Godin para nuevos emprendedores fue el no pensar en ideas u objetos originales, sino en identificar necesidades específicas que quienes estuvieron antes de ti no identificaron y ofrecer una solución a estas necesidades.

Para las pequeñas compañías crecientes, Seth Godin compartió tres consejos para identificar a clientes negativos o que deben evitar :

1.  Si tienes un cliente que consume mucho tiempo de tu personal directivo, sólo está robando el tiempo que puedes dedicarle a tus futuros clientes.

2.  Si tienes un cliente que no quiere ser de gran valor para ti y sólo se dedica a quejarse, no avanzarás y sólo caminarás en círculos.

3.  Si el cliente no comparte sus buenas experiencias contigo con sus amigos oconocidos, pero sí comparte sus quejas sobre ti.

Explicó el concepto de “tribus” que abordó en uno de sus libros, y que define como un grupo de personas conectadas por una meta común, un líder, un espacio geográfico, etc. y que en marketing significa que ha terminado la tendencia de ofrecer productos que todo el mundo necesita, para ofrecer un producto, servicio o experiencia específica, para una comunidad específica.

Como último tema, Carlos Muñoz preguntó a Seth Godin su percepción sobre los errores en la mentalidad de los nuevos emprendedores, a lo que Godin respondió

que el aspecto que los nuevos emprendedores deben tener como mentalidad es saber lo que significa fallar. El segundo es tener claro que el dinero de tus inversores no es suyo, pero tampoco tuyo, y si tu negocio es financiado completamente por tus clientes, debes verlos también como inversores, y preguntarte cómo puedes comprometerte con ellos para crear algo que valoren.