Agradecemos a Warner Bros. la invitación para Mortal Kombat antes de su estreno para reseña.

Hablar de los 90’s es hablar de absurdos: es una época repleta de obsesiones raras con cosas que en su momento nos parecieron “radicales” en la cultura pop: pasamos del Kung Fu de Doble Dragón a los Ninjas que también eran adolescentes (TMNT), de Aliens (Motorratones) a mutantes (Street Sharks), de hechicería con Hocus Pocus y Las Brujas a la ciencia ficción de Total Recall y Terminator, de Dinosaurios con Jurassic Park a Extreme Dinosaurs.

Mortal Kombat no fue la excepción, fue una franquicia que nació para competirle a Capcom en su recientemente inaugurado genero de “Peleas” con Street Fighter pero con un presupuesto menor, logrando destacar al usar elementos como la violencia y una tecnología poco usada en los videojuegos de aquel tiempo: la captura digitalizada, usando fotografías reales para luego ser manipuladas por computadora.

Los personajes que integrarían el roster de peleadores serían un resumen perfecto de los absurdos de la época: Ninjas, Cyborgs, comandos especiales, mutantes reptilianos, hechiceros y maestros del Kung Fu, sin querer, sus creadores inauguraron un nuevo subgénero en los videojuegos: Juegos de series B.

Han pasado más de 15 años desde la llegada de Mortal Kombat al cine y desde entonces la franquicia se ha expandido en todo sentidos, cómics, un exitoso reboot en videojuegos, secuelas de cine terribles (y una serie que nadie recuerda), entre muchas otras cosas.

Ahora, Warner Bros y New Line Cinema han inyectado sangre nueva a la franquicia de NetherRealm Studios con una producción llena de sangre, fatalities y acción.

¿Pero esto es suficiente para satisfacer nuestras sanguinarias necesidades? ¡Entérate Kon nosotros!

El regreso de Mortal Kombat.

MOrtal Kombat, Scorpion
(Reseña) Mortal Kombat: ¿Su reboot fue un Brutality o un Harakiri?

Anunciada en 2011, la cinta originalmente fue escrita por Oren Uziel, creador del fenomenal vídeo de YouTube Mortal Kombat: Rebirth, misma que fue serializada en la plataforma bajo el nombre MK: Legacy, pero tras cambios de directores y escritores, la cinta comenzó su producción bajo la dirección de James Wan (Aquaman) y la pluma de Greg Russo (Resident Evil, Saints Row), dos entusiastas de la franquicia que prometieron entregarnos un producto fiel y sobre todo, lleno de sangre.

Ahora, una década después, y tras un renacimiento de MK en el mundo de los videojuegos, este reboot cinematográfico nos entrega una visión oscura y brutal que mantienen la escencia a la que nos tiene acostumbrados Ed Boon y John Tobias.

Toda una generación creció con esta saga de juegos que, si bien, no recuerda en lo absoluto la historia (¿algo de un centauro y una calavera que avienta fuego?), puede identificar con facilidad la mayoría de personajes que la protagonizaban al igual que los movimientos finales que hicieron de esta franquicia un ícono de la industria: Los Fatalities; un violento movimiento final para terminar de humillar a tu oponente en su derrota.

Hoy, la mayoría de los que recuerda esta franquicia recuerda poco de los argumentos de la misma pero la recuerda con cariño, mientras que otro tanto defiende el canon con teorías, explica la formula complicada de los combos y se mantiene fiel con cada juego.

Corte a 2021, un nuevo intento de revivir la franquicia fílmica llega a los cines, puesto que las anteriores adaptaciones quedaron relegadas al cine de serie B que no fue exitoso y que forman parte de la terrible maldición: “Si se adapta un videojuego al cine, seguro será un mal filme”. No es fácil trasladar la emoción de un combate mortal y despiadado a la pantalla grande, sobre todo cuando viene aderezado con la idealización de la nostalgia, pero estamos felices de que eso no fue problema para la reciente película de Mortal Kombat.

¿Qué esperar de Mortal Kombat?

Éste nuevo largometraje nos trae la historia de Cole Young, un descendiente directo del clan de los Shirai Ryu, una legión de ninjas a la cuál pertenece el legendario Hanzo Hasashi, que todos reconocerán como el famoso “Scorpion”. A partir de aquí, sabremos que nuestro personaje principal ha sido elegido para participar en el torneo cuyo objetivo es darle oportunidad a la tierra de defenderse del mundo exterior, el más sanguinario y violentos de los reinos que conforman el universo.

La trama irá desarrollándose entre la búsqueda de otros “elegidos”, el entrenamiento para el torneo y el pasado que comparte el Clan Shiray Ryu y Bi-Han, o como popularmente conocemos, Sub-Zero. Si podemos juzgar a la película con base en el tráiler, podemos decir que la película cumple: La acción, la violencia explícita y los fatalities están presentes.

(Reseña) Mortal Kombat: ¿Su reboot fue un Brutality o un Harakiri? 1
(Reseña) Mortal Kombat: ¿Su reboot fue un Brutality o un Harakiri?

Lo bueno:

  • Durante todo el filme encontraremos las ansiadas referencias al videojuego (algunas rayando en la obviedad): Frases del videojuego, fatalities conocidos y movimientos característicos de los personajes, así como peleas “clásicas” que, en este caso, simbolizan el bien contra el mal.
  • El vestuario, la caracterización de algunos personajes icónicos (no podría decir lo mismo de Reptile, siendo honestos) así como las habilidades especiales de cada uno están más que presentes: escenas completas fueron diseñadas específicamente para que digamos “¡Sí! ¡ÉSE ES EL FATALITY DE ESTE PERSONAJE!”.
  • Kano es un reflejo fiel del personaje tanto de las viejas como las nuevas entregas y los maestros Xiao Lin destacan por su confianza en el combate.
  • Mortal Kombat un muy buen fan service para quiénes extrañan las primeras entregas de videojuegos que salieron tanto para SuperNintendo, como Arcade y la Mega Drive de Sega.

Lo malo:

  • La personalidad de Sonya Blade, su amistad con Jax y la integración del nuevo personaje (Cole Young) en si no es forzada, pero la interpretación del protagonista carece de carisma alguno. No pueden esperar que agarremos cariño por un personaje teniendo una relación de años con los demás.
  • No todos los efectos especiales de la película están a la altura (Goro simplemente no parece real), pero las mejores escenas necesitaron poco de ello y, es de aplaudir, la coreografía de peleas que ayuda a desarrollar los momentos claves en que cada personaje brilla; resultan bien coordinadas.
  • Pese a que la producción cumple con su parte, el guión no sólo no convence, si no que hace un desperdicio total del rico universo que conforma al videojuego.

NOTA: No hay escena post-créditos.

Conclusión:

La franquicia de Mortal Kombat ha tenido dos reboots en los videojuegos desde su primer lanzamiento. El último y más exitoso y que revivió con furor al fandom fue el Mortal Kombat 9, para Xbox 360 y PS3. Si bien, la historia nunca ha sido lo principal en esta IP, éste último reboot en los videojuegos es el que más sólida y consistentemente ha contado la historia detrás del famoso torneo.

Para quiénes sigan este último reboot, la película, tristemente será una decepción total. La historia no sólo gira en torno a un personaje que por falta de carisma, parece totalmente innecesario, si no que echa a perder las ganas de conocer más del universo del filme y los reinos que lo conforman, empezando por descartar al infierno mismo como un reino donde también existen jerarquías.

Conflictos como la rivalidad entre los Shirai Ryu y los Lin Kuei se limitan a ser un pretexto para la ansiada pelea entre Scorpion y Sub-Zero, sin mencionar que en ningún momento se menciona el reinado de Shao Khan, ni siquiera como un cliff-hanger, los personajes y el cómo obtienen habilidades especiales prometía muchísimo al principio de la historia pero se torna ridículo gracias a los poderes rotos del protagonista.

(Reseña) Mortal Kombat: ¿Su reboot fue un Brutality o un Harakiri? 2
(Reseña) Mortal Kombat: ¿Su reboot fue un Brutality o un Harakiri?

Hay personajes más valiosos en el videojuego que hubieran sido mejores conductores de los acontecimientos en lugar de inventarse uno nuevo; la única motivación que nos ofrecen para continuar con esta saga de películas es ver a uno de sus personajes más populares en, quizá, posteriores entregas. ¿Noob-Saibot? ¿Quan Chi? ¿Kitana?

Con escenarios limitados, veremos muy poco de este “mundo oculto” que representa el conocido combate para defender la tierra, limitando nuestra imaginación. Incluso, el torneo mismo, queda relegado a un segundo plano, llegando a un punto donde se puede pensar que es irrelevante para la trama.

Por desgracia, la narrativa de ésta nueva entrega utiliza y desecha personajes valiosísimos que hubieran generado aún más expectativa para futuras secuelas (o peleas) y todo queda relegado al espectáculo de las batallas que, si bien, entregan un enfrentamiento formidable, al terminar de verlo podemos pensar que es lo máximo que podrán darnos.

Veremos vestuarios, armas, incluso referencias a los creadores del videojuego que nos darán entender que esta película está hecha para los fans… Pero para los fans más viejos, no para los nuevos.

Es una lástima que, lo que pudo ser un excelente inicio para una muy buena saga de películas repleta de elementos fantásticos, míticos y de ciencia ficción se queda en un festival de referencias para los que alguna vez amaron Mortal Kombat y no para los que aún lo aman y siguen fielmente cada nueva secuela del videojuego.

Si eres fanático de la saga seguramente querrás tener tu propia opinión y te invitamos a ver Mortal Kombat.

Sigue leyendo: