Demon Slayer: Los Cazadores de Demonios

En más de una de nuestras notas previas, hemos recalcado el enorme impacto que supuso Demon Slayer dentro y fuera de Japón y es por esto que nos cuestionamos la siguiente noticia.

demon slayer manga

Desde su aparición en las páginas de la Shonen Jump hace cerca ya de 5 años, sólo éxitos parece cosechar Kimetsu no Yaiba, pues rompió récord en el número de copias vendidas, así como diversos premios una vez que el manga fue adaptado a la TV, como el Grand Prize de la 2020 Tokyo Anime Awards Festival, etc. Por lo que con todos estos récords en ventas y recaudaciones, no es raro que todos los ojos estén puestos en Demon Slayer. ¿Será que acaso también captó la atención de la industria hollywoodense?

Con su avallasador recaudo en taquilla, el film de Demon Slayer: Mugen Train pareció marcar una nueva meta para el resto de los largometrajes animados en su país de origen. Siendo éste nominado a los Japan’s Academy Awards, es decir, los Premios de la Academia Japonesa y estamos seguros de que si la pandemia de COVID-19 no hubiera azotado al planeta tal como lo hizo, creemos que su impacto en este lado del mundo también hubiera sido «monstruoso».

Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-Hen

Y es que ha pasado tiempo desde la última vez que vimos un film con características de este tipo en la estela de Hollywood, sin embargo para nadie es secreto que esta industria americana tiende a apuntar su mira a jugo$o$ proyectos sean nacionales o extranjeros. Pero también recordemos lo desastroso que ha resultado una que otra de sus inmersiones en las adaptaciones live-action (por ejemplo, Dragon Ball, cof, cof)

Dragon ball live action

Esencialmente Demon Slayer puede ser una -carta poderosa- a jugar en los cines, considerando su fórmula única de combate de los personajes, a través de los llamados «Breathing Styles» que conceden momentáneamente habilidades superhumanas a los Cazadores, en contraste con las sangrientas «Blood Demon Art» de los demonios de alta categoría, pero siendo honestos, ésta es justamente una atmósfera muy difícil de recrear de manera armónicamente realista, pero que, bien ejecutada, podría suponer el jackpot para su realizador.

Y aunque al momento, Hollywood parece querer dejar ir sus errores del pasado, como por ejemplo, el «whitewashing» al cast, es decir que éste conste enteramente de personas caucásicas sin tener en cuenta la etnia original del personaje en sí o no hacer la suficiente mención honrando a la obra en la que se basa, parece que ahora pretende realizar una adaptación más fidedigna a proyectos de manga o anime, con la preparación de la película de Attack on Titan en puerta, parece inevitable no pensar que Demon Slayer será el próximo elegido.

¿Te gustaría ver a Tanjiro en una versión real? ¿Crees que éxito de Demon Slayer haga su aparición en la cuna del entretenimiento norteamericano?

1 comment

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here