La historia de Molly Gibson es calificada por muchos como un hecho histórico, pues con un mes de nacida ya establece el récord del «embrión congelado durante mayor tiempo que se conoce que haya dado lugar a un nacimiento.»

Molly

Tina y Ben Gibson son una pareja de Tennessee, que después de varios intentos para concebir, acudieron al Centro Nacional de Donación de Embriones en Estados Unidos, donde adoptaron al embrión congelado el 14 de octubre de 1992 y descongelado por la embrióloga de NEDC Carol Sommerfelt el 10 de febrero de 2020.

Dos días después fue transferido al útero de Tina donde completó su ciclo de gestación y nació el pasado 26 de octubre con un peso de 2.780 gramos. y 48,6 centímetros de largo, frente a esto el y padre de la menor, el Dr. Keenan dijo “Esta es una prueba de que ningún embrión debe descartarse jamás, ¡ciertamente no porque sea ‘viejo’”.

Antes de este récor histórico, la pareja ya tenía una hija de un embrión congelado hace 24 años. Las hermanas Molly y Emma son los dos registros de nacimientos de embriones congelados más largos de la historia y su madre se siente orgullosa de esto «Con Emma, ​​estamos profundamente conmovidos por tener hijos. Con Molly, nos sentimos de la misma manera. Es interesante que rompimos otro récord mundial nuevamente», dijo Tina Gibson a medios de comunicación

Antes de los registros de Molly y Emma, ​​se sabía poco sobre las capacidades de desarrollo de los embriones congelados, pues alrededor del 75% de los embriones donados sobreviven a una descongelación y solo el 25% de esa cifra llega al parto.

Seguir leyendo

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here