El 2020 traerá una Navidad diferente y desde este momento los aprendices de Santa Claus en Gran Bretaña preparan sus protocolos de bioseguridad para brindar una mágica experiencia.

Santa Claus
La escuela de Santa Claus, Ministry of Fun comenzó sus reservas de este icónico personaje para implementar protocolos como máscaras de terciopelo y distanciamiento social en la festividad tradicional del mes de diciembre, y así poder brindar a los niños y adultos un poco de magia después de meses de dificultad.

James Lovell, entrenador de Santas dijo a Reuters que además de estos protocolos para el Padre de la Navidad, se iba a implementar una «casa con distancia social (…) Muy fácil de hacer, al igual que lograr que el hecho de que un niño esté a dos metros de Santa no le quite nada de magia a la situación», además de un trineo que permitirá a los niños recoger los regalos.

En 2019 hubo más de 1.000 reservas de Santa Claus en un período de ocho semanas de entrenamiento y este año las reservas están a la mitad de los niveles normales. «La gente no está completamente segura de lo que se puede hacer. Y espero que lo que estamos haciendo hoy aquí en ‘Santa School’ sea mostrarle a la gente lo que pueden hacer y que pueden hacerlo con magia» finalizó.