Animal Crossing New Horizons, el juego más popular del verano ha tenido mucho de que hablar. Desde artistas que visitan las islas de los jugadores, protestas, reuniones, fiestas, incluso ha sido la vía de comunicación de la policía para entregar una consola perdida a su dueño, y ahora es la fuente de ingresos de una trabajadora sexual ¡Si, asi como lo leen!

Animal Crossing

De acuerdo con Kotaku, Amanda nunca había jugado a un videojuego en su vida hasta que, en medio de la cuarentena, uno de sus fieles seguidores le compró un Nintendo Switch Lite y una copia de Animal Crossing: New Horizons.

La joven de 24 años, que pidió permanecer en el anonimato para esta historia, vive en Houston, y ha trabajado como stripper y camarera la mayor parte del tiempo en la industria para adultos. Pero la pandemia diezmó ese ingreso; no puede bailar si los clubes están cerrados.

Only Fans

Así que, como muchas otras trabajadoras del sexo que se han visto obligadas a encontrar trabajo en medio de un paro sin precedentes, Amanda resucitó su cuenta inactiva de OnlyFans, un servicio comercial que permite a cualquiera vender su contenido sexual casero, y estableció una nueva empresa de marketing.

Por la módica cantidad de 20 dólares (apróximadamente $450 MXN), puedes pasar 30 minutos en su bulliciosa isla de Animal Crossing. Ella describe estas transacciones como «Citas de Animal Crossing«. Todas son financiadas por NookMiles y Paypal; para todos los hombres que desean estar con ella.

«Este no es el tipo de trabajo sexual que alguna vez pensé que haría. Publiqué en Twitter que estaba jugando Animal Crossing y mis clientes comenzaron a escribirme: ‘Te pagaré para que juegues conmigo’. Yo estaba como, ‘Oh, ¡Okay!’ Así que nos conectamos a través del chat de Nintendo, hablabamos y podían ver mi personaje, o bien nos metemos en el sitio del servicio de cámaras, donde puedes tener una habitación privada y así es como empezó todo», declaró Amanda.

Amanda se ha encontrado con dinero fácil de sus encuentros a través de Animal Crossing. Tiene unos seis o siete clientes habituales que pagan rutinariamente la entrada a la isla, lo que la ha mantenido a flote mientras el resto de Texas permanece bajo un panorama semi-cerrado.

Otros usuarios continúan escirbiendo vía mensajes privados de Twitter y Discord, con la esperanza de conseguir un «Viaje de una sola noche» a su isla. Pero Amanda es una mujer de negocios, conoce y aprovecha las oportunidades cuando las ve.

Ganarse el sustento en la vida real es una cosa, pero tiene vecinos que alimentar y jardines que cuidar en su residencia digital. Con un marketing inteligente, Amanda está matando dos pájaros de un tiro; ganando dinero en la vida real, mientras salda su deuda virtual con Nook al mismo tiempo.

«Tengo tantos artículos raros. Tengo muchos fragmentos de estrellas. Tengo miles de millones de campanas en el banco. Es ridículo. La parte más difícil del juego es localizar una isla con buenos precios de nabos. Pero estos tipos pagarán mis honorarios, y harán todo el trabajo de encontrar una isla para mí. …no les pido que dejen propina, pero la gente normal te da todo en Animal Crossing. Es ese tipo de juego, y ese tipo de ambiente que se ha generado», explicó Amanda.

¿Qué ‘Cita de Animal Crossing’ se ajusta a tus necesidades?

Una cita de Animal Crossing con Amanda puede ser excitante si quieres que asi lo sea. Si optas por jugar con ella mientras está la cámara activa, Amanda se vestirá con su outfit de striptease que ha guardado desde que el gobierno de Texas tomó medidas drásticas contra los clubes de striptease.

Incluso dentro de ese contexto, Amanda dice que encuentra que su trabajo sexual en Animal Crossing es un poco más saludable que sus otras participaciones en la industria. No importa lo que lleve puesto, los dos personajes de la pantalla van vestidos con los uniformes de explorador chibi cub que definen el inofensivo estilo de vida de Animal Crossing.

«Pueden verme, y estamos hablando. Pero corren alrededor de mi isla y riegan mis flores, me traen regalos. Invito a la gente cuando tengo un personaje especial en mi isla. Como cuando Celeste viene de visita. No es algo insalubre, pero es gracioso, porque me coloco mi ropa de stripper. Cuando estoy en cámara en una sesión privada, tradicionalmente, es cuando me voy a desnudar. Pero en Animal Crossing, estamos literalmente en una cita. Una cita con una persona pequeña en lugar de una persona real. Es difícil ser abrumadoramente sexy, dice, cuando los dos están atrapando bichos y desenterrando fósiles.» comenta Amanda.

Amanda espera expandir su negocio de trabajo sexual y videojuegos. Ya describe su actividad en Animal Crossing como una extraña versión pirata de Twitch. Incluso está pensando invertir en el modelo normal de Switch, que se puede transmitir a un televisor, y quizá a partir de ahí pueda impulsar su auténtica carrera de streaming. Después de todo, Animal Crossing: New Horizons es el primer juego de Amanda y sin duda los fans estarán deseosos de llevarla a citas a otros rincones de la eShop.

Nintendo eShop

«Los chicos ya me están enviando mensajes diciendo: ‘Veo que juegas a Animal Crossing, pero ¿Se te da bien jugar Mario Kart?’. Yo digo: ‘De acuerdo. Es una buena forma de adentrarme a los videojuegos'», agregó Amanda.

Pero más allá de todos los beneficios, Amanda es una de las muchas personas que ha encontrado cierto refugio y normalidad en los videojuegos, ya que el mundo exterior y este año 2020 simplemente se niega a ceder.

De hecho, es difícil imaginar un momento más adecuado para disfrutar de Animal Crossing que una sombría pandemia.

¿Qué opinan de la acertada decisión de Amanda para hacer dinero a través de Animal Crossing?