Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Una mujer de Florida, en las afueras de South Daytona, ha sido acusada de dislocar la mandíbula de su hijo de 10 años después de negarse a dejar de jugar a Fortnite, el popular juego tipo ‘Battle Royale’ de Epic Games.

De acuerdo con Comic Book, el informe de la policía, alrededor de las 5 p.m. Ann Perugia, de 35 años, le dijo a su hijo que era momento de dejar de jugar y tomar una ducha. Y cuando el hijo se negó a obedecer a su madre, las cosas se le salieron de control.

Según el niño de 10 años, a través de la policía local de South Daytona, «Se le olvidó hacer lo que le habían dicho», y cuando su madre regresó a su habitación 10 minutos después y le preguntó si ya se había bañado, mencionó que no lo había hecho.

Niño Accidente Florida (Fortnite)

Incidentes domésticos a causa de Fortnite

En ese momento, el niño se levantó y se dirigía hacia el baño, presumiblemente para bañarse, cuando su madre lo siguió bastante enojada. Una vez que los dos estaban en el baño, el niño le dijo a la policía que su madre, con el puño cerrado, le dio un puñetazo en la cara, dislocando su mandíbula.

Además de una mandíbula dislocada, el informe de la policía menciona que el hijo también tenía arañazos en el cuerpo, lo que sugiere una lucha más grande que un solo puñetazo.

Ann Perugia Florida (Fortnite)

En este punto, la policía alega que Perugia llamó al padre del niño, Brian Butler, para que lo recogieran. Al parecer, el padre llegó a la casa de su hijo y esperaba afuera con una bolsa de ropa y zapatos.

Esta es la historia del niño, como era de esperar, no favorece a su madre. Según Perugia, después de recoger a su hijo de la escuela, ella lo dejó jugar con algunos amigos donde jugaría Fortnite, eventualmente, ella le dijo que se bañara, a lo cual él le dijo que no.

Ann Perugia (Fortnite)

En algún momento después de esto, el niño se levantó y finalmente se fue a tomar una ducha. Perguia dice que siguió a su hijo a la habitación, preguntándole el motivo de su actitud, y él le respondió: «Te odio y no haces nada por mí». Perguia dice que llamó a Butler para recoger a su hijo y niega haberle dado un puñetazo.

En estos momento, el niño está con su tía, ya que el padre no tiene la custodia completa del infante. Mientras tanto, Perugia ha sido arrestada y acusada de abuso infantil agravado con lesiones físicas.

Y ustedes, ¿Qué opinan al respecto? ¿Creen que Fortnite sea el culpable?

Tal vez también te interese:

Fortnite podía ser demandada por «ser demasiado adictivo»

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí