Después de las primeras impresiones de la nueva cinta de DC Comics, Joker, y aunque se había comentado que no tendría relación alguna con ningún cómic conocido, el director de la cinta, Todd Phillips mencionó las dos historias donde se inspiró.

En una conferencia para la prensa del Festival Internacional de Cine en Venecia, Phillips explicó cómo fue que pudo «elegir» los elementos para traer a la vida a esta versión del icónico villano de Batman.

«Lo divertido fue que pudimos elegir ciertos elementos del pasado del cómic, de cómics pasados y usar lo que queríamos aquí, usamos un poco de, creo, de Killing Joke, esa idea del comediante fallido.»

«Pero saben, otra gran influencia en esta cinta,  misma que inspiró a los creadores originales del Joker fue la cinta muda The Man Who Laughs, que es realmente por donde empezamos.» comentó Phillips.

«Es gracioso porque el co-escritor, Scott Silver me mando un correo esta mañana que decía felicitaciones, esto es emocionante, y comencé a ver el historias de correos, mientras lo leía vi que todo se trataba de The Man Who Laughs. Casi había olvidado el cómo fue una gran inspiración en nuestro proceso.»

The Man Who Laughs es una cinta muda de 1928, un drama romantico basado en la novela de Victor Hugo. Gwynplaine (Conrad Veidt), un hombre desfigurado de niño con una sonrisa permanente, sirvio de inspiración para la apariencia original del Joker.

Pero aunque la historia tenga ciertas (o mucha) inspiración en cosas del pasado, la interpretación de Joaquin Phoenix no está basada en ningún otro personaje, como comentó a ComicBook recientemente.

«Para mi, lo que realmente me atrajo para hacer esta cinta, a este personaje, fue el que nos acercaríamos a él de nuestra forma, así que yo no tengo referencia hacía versiones pasadas del personaje.» Phoenix comentó. «Fue algo que se sintió como nuestra creación, de cierta forma, y creo que eso fue algo realmente importante para mi.»

Joker estrena el próximo 4 de Octubre.