Guillermo del Toro regresa al cine de terror como productor en Historias de miedo para contar en la oscuridad, una cinta llena de talento y sustos.

Recuerda que en No Somos Ñoños las reseñas no tienen spoilers, así que lee tranquilamente:

Historias de miedo sigue el cliché que toda historia de miedo abarca, personajes como el intelectual, el «nerd», el apuesto, etc. Este grupo de adolescentes se topa, de una forma u otra, con El libro de Sarah Bellows, una chica que era víctima de abusos familiares.

Pero es gracias al trabajo del director, André Øvredal, que se logra crear una cinta satisfactoria, llena de efectos oscuros y lúgubres que harán saltar del susto a más de uno… Sobre todo en una escena con arañas… seguimos con escalofríos.

Si bien los efectos especiales son decentes, recordando la época clásica de shows o cintas de miedo como Are you afraid of the Dark?, lamentablemente, el argumento, como en esas producciones, es muy genérico, con una trama predecible y es fácil saber cómo terminará cada personaje.

Afortunadamente la cinta sobresale en su ambientación y temática, los escenarios juegan un papel importante en toda escena, además de tener un soundtrack muy bueno, con su propia canción insignia que si inspira terror.

Conclusión:

Como película de terror cumple con los estándares actuales, pues aunque no es una película para morirse de miedo, es mucho mejor que otras producciones de los últimos años.

Es una película aceptable, entretenida y sale un poco de la media en películas de terror. Podría compararse con Trick ‘r Treat en la dinámica, sin embargo no le llega.

Recordemos que Guillermo del Toro no es el director, es el productor, pero es inevitable sentir su sello, por lo que Historias de miedo es una película que ganará seguidores en el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí