Es común relacionar las palabras adrenálina, acción, velocidad, tenacidad y belleza cuando nos referimos a la Sudrafricana Charlize Theron; a quien hemos visto en películas como Mad Max, Monster, Æon Flux, The Italian Job, Prometheus, Atomic Blonde y próximamente en Fast  & Furious 9.

De acuerdo con Entertainment Weekly, Theron esta por estrenar un Reality Show, exclusivo para Netflix. Donde veremos una mezcla entre Fast & Furious y Ninja Warrior, donde competidores de todo el mundo se enfrentaran a una serie de obstaculos, poniendo a prueba sus autos modificados y buscaran demostrar quien es el mejor.

Acompañando a Charlize Theron, estará Chris Cowan como productor en jefe, lider de Whalerock Industries y describe un poco lo que podremos ver en el show:

«No soy una persona de autos, cuando pasa un auto realmente genial, me detengo y miro que hay algo mágico. Queríamos crear un espectáculo innovador donde los fanaticos de los automóviles tienen un lugar al que ir a competir, intentar ganar un campeonato, y ver a personas reales, demostrar que no solo los profesionales pueden deslumbrar, y que solo pudieras encontrar en Netflix».

Cowan aseguró que tardo casi un año en el casting para el show, buscando en pistas de carreras, usando redes sociales y por supuesto visitando sitios importantes del automovilismo cono Nürburgring en Alemania, o las montañas de Japón.

Lo mas complicado de un show como este, es el peligro al que te enfrentas, es importante y a la vez increible ver como participan con sus propios autos, dominar el terreno; no queriamos poner límites.

Desde el principio del proyecto tuvo en mente a Charlize Theron para ser parte del mismo, no solo por las películas que ha hecho, sino por como fue su juventud:

«Sabemos que creció jugando en una granja en Sudáfrica, aprendió a conducir un auto a temprana edad. Ella sabe mucho sobre este espacio, es definitivamente perfecta para el show. Fue la primer llamada que hicimos y acepto al instante».

Hyperdrive, estará disponible a partir del 21 de agosto a nivel mundial. ¿Cumplirá las expectativas de los fanaticos?