Alan Wake regresa a casa pues Remedy Entertainment ha recuperado los derechos de la Propiedad Intelectual de Microsoft Studios. Así lo anunció el día de hoy el estudio finlandés, desarrolladora de juegos como Max Payne, Quantum Break Control:

«En la primera mitad de 2019, Remedy Entertainment acumula aproximadamente 2.5 millones de euros en royalties de juegos lanzados anteriormente como ingresos únicos. Las royalties son pagadas a Remedy durante la segunda mitad de 2019. En relación a esto, los derechos de publicación de Alan Wake han vuelto a Remedy

Después de que Microsoft lanzara para el Xbox 360 y PC  Alan Wake (2010), y su spin-off, Alan Wake’s American Nightmare (2012), la propiedad se mantuvo en pausa, por lo que ahora que ha vuelto con sus responsables los fanáticos se preguntan si esto traerá un nuevo juego próximamente.