Estudio: Fanworks.
Distribuye: Netflix.
Estreno:14 de Junio, 2019.

Episodios: 10.
Clasificación: Para todas las edades.

La segunda temporada de Aggretsuko nos trae de vuelta las frustraciones e ilusiones de la vida adulta del oficinista promedio, el tedio y el miedo de crecer, el trabajo aburrido, eso sin contar la frustración de las relaciones emocionales.

¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh!

Después de terminar su relación en la primera temporada, Retsuko se ha enfocado a su vida laboral y su crecimiento personal, cosa que obviamente terminará mal cuando su madre decida intervenir y «ayudarla» a crecer como espera la sociedad.

Además de los personajes de la temporada pasada, aquí conocemos nuevos integrantes de la familia Godín, como Anai, un compañero pasivo-agresivo que espanta a más de uno, o Tedano, el compañero de clases de manejo de Retsuko que guarda un secreto.

Todos estos eventos hacen que nuestra mapache (y más de uno de nosotros) se re-planteé sus decisiones personales, el rumbo de su vida y sobre todo, si en verdad quiere seguir adelante con todo esto.

En cierta forma podemos identificar a más de uno de nuestros compañeros de trabajo, las presiones del día a día, así cómo el miedo al compromiso por cumplir normas sociales, pero al mismo tiempo, morir de risa con las desventuras de Retsuko.

Aunque esta nueva temporada es un poco menos enfocada a la sátira laboral y más hacía las relaciones de pareja, la verdad es que el humor y el carisma que le hicieron tan popular sigue presente aquí.

Y si algo nos sorprendió un poco es ver cómo la personalidad agresiva de Ritsuko se ve muy poco, perdiendo un poco de «fuerza» en ese aspecto para dedicarse mejor a la introspección del personaje.

Aquí entendemos que los personajes «malos» en la vida de Ritsuko en verdad son personas con defectos e inclusive los compañeros de oficina más molestos y frustrantes tienen sus momentos de iluminación.

Aggretsuko es un recordatorio de que la vida y las personas no son perfectas, que tus amistades y tus enemistades tienen dos lados, al final, tú decides en cuál cara enfocarte y cómo tomar las cosas.

Conclusión:

La segunda temporada de Aggretsuko sigue siendo un deleite visual y humorístico para todos, la imperfecta vida y las relaciones caóticas de Ritsuko hace palpitar como nunca el corazón del show, ahora con un toque más «real».

Además de ser agradable a la vista, la segunda temporada se pasa muy rápido, por lo que puedes verla toda en unas cuantas horas, dejándote con ganas de una tercera temporada lo más pronto posible.