Durante los últimos días los críticos se han desatado en su mayoría, en contra de esta nueva entrega que nos permite conocer un poco más sobre la vida de Freddie Mercury en una de las bandas más emblemáticas de la historia del rock; Queen.

Sin embargo en No Somos Ñoños quisimos hacer algo diferente y ya que estamos en pleno hype de la película nos gustaría mostrar algunas curiosidades en el film, lo bueno y lo malo sin ningún tipo de spoilers, dejando en sus manos la opinión final.

Sin duda esta es una película que personalmente me tenía emocionada, me tocó ser una niña que fue forjada con la música de Queen, Led Zeppelin, Pink Floyd y David Bowie. Por ende conocía la importancia que los años 70’s y 80’s tuvieron para el rock; la época dorada llena de escándalos y grandeza, algo que Mercury era digno de representar.

Cabe destacar que la idea de hacer una película que conmemora a Mercury y a Queen no era nueva, para inicios del año 2010 ya se hablaba del proyecto y de uno segundo en 2014, sin embargo por diferencias creativas ambas ideas se cancelaron, reactivandose hasta el 2015 cuando comenzó el trabajo que nos trajo como resultado Bohemian Rhapsody.

La dirección durante más de la mitad de la película estuvo al mando de Bryan Singer conocido por trabajos como Operación Valkiria y la saga de X-Men, para todos fue el indicado ya que sabe manejar de manera excepcional la trama y se reconoce por representar maravillosamente a la comunidad LGTB, lo cual podemos ver en sus trabajos con Marvel.

Sin embargo, su atinada participación recibió un golpe en seco ya que tenía constantes peleas con Rami Malek (quien da vida a Freddie en la película) en cuanto al control creativo; pero esto no fue el motivo final de su despido, sino que se volvieron ciertos los rumores donde se le acusaba de acoso a menores, lo que llevó a Thomas Newton Sigel a tomar las riendas del proyecto, quien logró finalizar en tiempo y forma los calendarios ya establecidos.

Sin más que decir comencemos con la crítica de la película…

Lo bueno

  • Sin duda notarás a los pocos minutos la magnificencia de Rami Malek dándole vida a Freddie Mercury; sus gestos, los movimientos, la energía y las emociones que el actor logra transmitir son dignas de aplaudir, ya que un personaje tan enigmático y estrafalario como Mercury era difícil de recrear.
  • A pesar de que la historia se centra en Freddie (como lo menciona el título) no se deja atrás a los otros integrantes de la banda y a los personajes destacados de su vida, la selección actoral fue atinada y creíble ya que podemos ver prácticamente como una banda de «renegados» evoluciona a ser una de las más grandes de la historia y cómo repercute en su entorno.
  • Si bien la película no es excelente es totalmente disfrutable, sobre todo, si ya eres fan de Queen te aseguro que pasarás más de la mitad de la película cantando los grandes éxitos que te han acompañado a lo largo de tu vida.
  • El apoyo de los músicos originales fue vital para darle vida al proyecto, fue un plus que se les tomara en cuenta para dar los créditos debidos a cada uno de los integrantes de la banda. Recalcando que Queen no era sólo Mercury, sino la convergencia de grandes músicos que siempre estaban decididos a tomar riesgos.
  • La película se centra en hechos importantes para la banda y para el protagonista, sin llegar a ser muy explícita sobre todo en la vida íntima de Freddie, que aunque para muchos críticos fue un error no explotar ese lado, tal vez haya sido un acierto, permitiendo que fuera para personas de todas las edades y haciendo que el legado de Queen continúe. 

Lo malo

  • La película es muy abrupta presentando a Mercury, a pesar de que se toman aspectos importantes en su vida no se hace mucho énfasis en cómo adquiere o desarrolla su gran talento vocal, un punto que pudo haber sido bueno conocer a profundidad.
  • Nos quedamos con ganas de ver a otras personas importantes del medio y que llegaron ser amigos íntimos de Freddie; personajes como Bowie, Mick Jagger e incluso Michael Jackson.
  • Parcialmente la película si apuesta a lo seguro y a la nostalgia del espectador.
  • Creo que el peor aspecto es que la película no se apega mucho a la cronología de los eventos reales, suele haber algunos huecos o simplemente fechas erradas. Sin embargo, si no tenías mucho conocimiento sobre la banda y las situaciones que vivieron, este aspecto pasará por inadvertido.

Algunos datos curiosos:

  • El primer actor que iba a protagonizar a Freddie era Sacha Baron Cohen, mejor conocido por su papel como protagonista en la película cómica de «El Dictador». Sin embargo nunca logró su cometido porque el quería hacer una película explícita, polémica y llena de desnudos, lo cual no seguía la línea que los productores y los integrantes de la banda querían para homenajear a Freddie.
  • Algunas escenas en la película son casi exactas a los relatos que llegó a contar Mercury en su momento; por ejemplo, que comenzó a escribir la canción de Bohemian Rhapsody y a componer la pieza con un piano que tenía en la cabecera de su cama.
  • El actor que da vida al productor de EMI Ray Foster, es el actor Mike Myers, conocido por ser el protagonista de Austin Powers. Que por cierto tendremos una cuarta entrega de esta saga para el 2021…

A pesar de todo, hubo más aciertos que fallos, Bohemian Rhapsody sin duda es una película que Freddie Mercury hubiera disfrutado si aún tuviera vida.

Calificación:

9.0

 Long Live the Queen…!

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here