Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

Conoce si debes ver o no la película de “El Perro Samurai: La leyenda de Kakamucho“.

¿De qué va El Perro Samurai: La leyenda de Kakamucho?

Esta vez acompañaremos a Hank, un simpático pero desafortunado sabueso que llega un pueblo habitado por gatos mismos que no aceptan a los  perros y en su desafortunada aventura termina designado como samurái, para proteger al pintoresco pueblo de Kakamucho  de las garras de un excéntrico villano que buscará a toda costa desaparecerlo del mapa.

Hank necesitará la tutela y adiestramiento de un antiguo maestro samurái, quien es experto en el Bushido, pero la historia no solo se enfocará en los enemigos de Hank, ya que también se deberá enfrentar al odio de los habitantes que ha jurado proteger.

¿Deberíamos amar a este sujeto pero simplemente no logramos conectar?.

Uno de los principales problemas con la película es la forma en la que están construidos los personajes, empezando con Hank y su “camino del guerrero”, él es prácticamente introducido a la historia a la fuerza, y venga sabemos que la historia trata de el protagonista que no encaja, pero, este no encaja en la película, ya que su crecimiento se siente de lo más extraño, empezando con un sujeto tímido y bonachón que siempre es fiel y está dispuesto a hacer lo correcto,  pero que rápidamente se ve corrompido por los placeres banales de la fama y la gloria solo para terminar en el mismo lugar donde empezamos.

Eso sí, lo que podemos rescatar es el argumento de no tratar de ser otro y solo ser tú mejor versión.

Sinceramente nos quedamos con el personaje de Emiko, quien es una pequeña gatita que tiene un arco argumenal interesante pero al final nada no fue tomada en cuenta y pasa así nada mas.

Reseña: "El Perro Samurái - La leyenda de Kakamucho" 1

A menudo rompe el encanto.

A pesar de que una está “ambientada en Japón” no podemos dejar de evocar la clara inspiración de Kung Fu Panda (2008 Dreamworks), la cual se ambienta en China, pero  sin duda le queda mucho por aprender a El Perro Samurái para igualar la calidad de esta última. Por una parte en Kung Fu Panda tenemos a Po, quien colecciona figuras y posters cosas no propias de la época , pero estos elementos son adaptados a para que nunca nos sintamos fuera del encanto del donde y cuando, en cuanto a el perro samurái nos a causado mucho conflicto la forma en que rompen el entorno, esa ambientación de casas de madera te y kimonos es abruptamente cambiada por antros con luces estroboscópicas y tornamesas además de barrios oscuros al estilo del Bronx, jeans de mezclilla y un retrete gigante funcional.

Estamos de acuerdo con los chistes del proyector es un detalle bonito que funciona como chiste, pero todo lo demás nos rompe totalmente el encanto del lugar y  termina por perder nuestro interés.

El Perro Samurái

Ese chiste ya lo conocíamos.

Los mejores chistes de la película ya fueron contados en el trailer y es que un chiste recurrente que es  utilizado hasta el cansancio es la ruptura de la cuarta pared, al principio fue muy divertido burlarse de la secuencia de entrenamiento de las clásicas películas de artes marciales, pero una vez que es usado con tanta frecuencia se pierde en su totalidad lo divertido. Otro recurso que verás hasta el cansancio es el humor escatológico y es que vamos desde saber qué es “La leyenda de Kakamucho”, ya sabrás que hasta aquí llegó el nivel de comedia.

Algo que nos gustó de El Perro Samurái es sin duda alguna el humor sobre los gatos, y es que creemos que si eres un catlover te va a encantar porque si llega a ser divertido los chistes y comedia que hay entorno a estos personajes.

Reseña: "El Perro Samurái - La leyenda de Kakamucho" 2

Y el doblaje, ¿Qué tal está?

Primero tenemos que aclarar que vimos esta película doblada al español con Faisy como el personaje principal y bueno podríamos decir que todos hacen un trabajo aceptable, pero, hay que decirlo, fuimos víctimas del guion mexicanizado con frases como: “es sin miedo al éxito” y ya los clásicos albures que suelen meter entre chistes y un acento “provinciano” que lejos de aportar termina por poner otro clavo al ataúd que ha sido El Perro Samurái.

Reseña: "El Perro Samurái - La leyenda de Kakamucho" 3

Visualmente

El 3D de El Perro Samurái no es malo, simplemente se siente como un capítulo extendido (no lo suficiente) de una serie de Nickelodeon y que no ha avanzado nada desde que vimos en la pantalla grande por primera vez a Jimmy Neutron (2002), que por cierto disfrutamos mucho, así que no tengas una alta expectativa sobre si se verá como algo fuera de serie.

Nos agrada la parte de animación al estilo Japón feudal de El Perro Samurái, pero desentona con las partes “pop” con tramas de puntos y colores chillones al estilo comic. Así que, diremos que la parte visual solo está bien sin más.

Reseña: "El Perro Samurái - La leyenda de Kakamucho" 4

Un mensaje importante.

El Perro Samurái, tiene un importante mensaje que contar sobre la segregación social y agradecemos que se busque tratar estos temas para el público más pequeño que al final será el futuro, pero si hubiéramos querido que el medio hubiera sido tan fuerte como el mensaje.

Conclusiones:

El Perro Samurai: La leyenda de Kakamucho, es una película para un público más infantil con una premisa poderosa que se siente que no supo ser llevada l final y sentimos que le faltó antes de sacarla del horno o que entregaron la tarea solo por cumplir.

Recuerda seguirnos en todas nuestras redes sociales como no somos ñoños y espera nuestra próxima reseña.

Escribió Sopha Mcfly y eleven su cosmos hasta el infinito.