Agradecemos a 5 Lives Studios la copia para reseña de Windbound.

Los juegos dedicados a la exploración y la supervivencia pueden ser algo complicados para todo público, pues muchas veces existe una extensa gama de herramientas, necesidades, misiones y/o un mundo enorme pero aburrido que suelen alejar al resto de jugadores.

Es aquí donde Windbound busca crear su propia marca, pues intenta disminuir el estrés que involucra este género y enfocarse en la historia de Kara, una guerrera varada en una de las Islas Prohibidas y deberá hacer todo lo necesario obtener los recursos y armas necesarias para volver a su hogar, al mismo tiempo que descubre los secretos de este misterioso mundo.

¡Explora el mundo de Windbound!

Windbound

El primer punto a favor del juego, es que tu isla se generará de forma aleatoria siempre, pero aunque siga las normas básicas de sobrevivir (juntar recursos para crear herramientas), notarás que aquí la comida es una de las cosas más difíciles de juntar, por lo que rápidamente deberás enfocarte en crear tu bote, para explorar otra de las islas.

Esto puede ser divertido para el género, pero algo repetitivo a largo plazo, sobre todo ante las enormes distancias que deberás surcar entre isla e isla… Y más te vale que sepas ubicarte bien, pues no existe un mini-radar que te diga a dónde ir, por lo que podrías perderte rápidamente.

Pero al menos estos viajes tienen su propio sistema de aventura, pues podrás enfrentarte a criaturas marinas, arrecifes o la intemperie de la naturaleza, aunque muchas veces también podrás tener un viaje relajado donde disfrutarás del paisaje.

Lo importante no es el viaje, sino decidir tu siguiente isla, pues además de recolectar recursos, deberás enfocarte en reactivar tres torres para poder continuar con tu historia, por lo que la planeación es parte importante en tu estrategia.

El problema con esto es que el juego se pasa de relajado, llegando a ser tedioso en ocasiones, aunque intenta solucionar esto agregando retos entre viaje, como el hambre creciente… Pero tampoco ayuda mucho esto.

Una vez llegues a tu destino, no esperes que las cosas sean fáciles, pues deberás enfrentarte a la flora y fauna del lugar, que van desde lugares tropicales hasta islas peligrosas (recuerda que todas se generan aleatoriamente).

Podrás enfrentarte a estas bestias con diferentes armas y herramientas que generes, lamentablemente esta dinámica se ve afectada por un sistema de combate repetitivo y una cámara que parece estár en contra de ti. No esperes algo como Breath of the Wild, pero tampoco es algo terrible de jugar.

Sumado a esto, deberás prestar atención a tu hambre y stámina para poder seguir explorando o peleando, y si no los tomas en cuenta, estas necesidades te podrían matar antes que una bestia.

Dependiendo de la dificultad que elijas, cuando mueras podrías perder todas tus herramientas y comida, por lo que si lo prefieres, el modo fácil te quitará el estrés de estas situaciones, guardando todos tus progresos.

Conclusión:

Windbound

Windbound es más un viaje relajado que puede sentirse repetitivo o disfrutable, dependiendo del jugador y su estilo de juego. Sus efectos visuales, diseño de arte y sus islas generadas de forma aleatoria te invitan a volver una y otra vez y explorar este mundo.

Aunque es notable que existen ciertos defectos que amedrentan tu experiencia, como los viajes largos y vacíos, la falta de detalles en ciertos mapas, o lo confuso del mapa, pero si lo tuyo es la exploración, Windbound es una gran experiencia que te mantendrá tanto relajado como interesado en conocer más de este mundo.

Su enfoque más tranquilo hacía el género del survival podría atraer mucho a los que quieren evitar lo complicado del mismo, además de que su diseño y música te mantendrán explorando este misterioso mundo… Y tomando screenshots hermosas.