Agradecemos a Nodding Heads Games la copia de Raji: An Ancient Epic en Nintendo Switch para su reseña.

Anunciado de sorpresa en el último Nintendo Direct, Raji: An Ancient Epic nos lleva a las lejanas y míticas tierras de la India, donde ayudaremos a la joven Raji en su lucha contra una invasión demoníaca por el control de la Tierra, todo esto mientras busca cómo rescatar a su hermano menor y derrotar a Mahabalustra, Señor de los Demonios.

Conoce la historia de Raji.

Desde el momento que lo vimo anunciado, Raji nos llamó fuertemente la atención, pues combinaba un estilo visual tremendamente detallado y hermoso, junto a un gameplay que nos recordaba de cierta forma a Prince of Persia, todo esto mezclado en la mitología hindú de la India, un escenario no siempre explorado en los videojuegos.

El juego se basa en la acción y la aventura, todo esto narrado a través de las voces de dos antiguos Dioses, quienes serán testigos de tu lucha, junto a un show de marionetas o sombras clásicas.

Un punto interesante es que te permite explorar mucho de las costumbres e historia de esta cultura, conocer la leyenda de Dioses como Vishnu, Kadru, etc. (aunque puedes ignorarlo si quieres).

El combate es sencillo, golpes débiles o fuertes, combinados con saltos y armas legendarias como arcos, espadas y una que otra sorpresa guardada a finales del juego.

Aunque disfrutamos mucho de la experiencia de juego, sentimos que tal vez este ocupó un mayor pulimento o bien, más variedad, pues rápidamente podrías sentirte aburrido de repetir el mismo combo de ataques efectivos.

Raji An Ancient Epic

Fuera de la estética y la música, donde el juego mayor sobresale es en la sección de enemigos, que aunque son pocos, estos hacen la suficiente presencia para poner a prueba todas tus habilidades, si no eres preciso podrías tardar horas y horas enfrentándote al mismo jefe.

Lamentablemente el juego no se escapa de los bajones de framerates, haciendo que el juego se sienta poco trabajado o apresurado por texturas que no cargan, alejandote de la experiencia.

Otro punto que nos hizo sentir algo raros, fue su final abrupto, pues con tan sólo unas horas de juego este acaba los créditos correrán, dejándonos queriendo un poco más.

Conclusión:

Raji: An Ancient Epic es un pequeño gran juego pues dura unas 5 o 6 horas, dependiendo de tus habilidades, pero se nota el cariño y las ganas del estudio por presentarnos un juego que hiciera honor a la cultura de la India.

El diseño, estilo visual y la música son los elementos más fuertes del juego, dándonos paisajes hermosos que sólo se ven opacados por bajones de frame rate y un gameplay de pelea algo repetitivo.

Existe mucho potencial en esta franquicia, por lo que una segunda parte podría corregir muchos de estos errores y entregarnos algo mucho más ambicioso.

Por el precio y por su calidad, te recomendamos ampliamente darle una probada a Raji: An Ancient Tale.