El coronavirus ha cambiado nuestra realidad, pues en tan solo unos meses hemos tenido que readaptarnos a medidas explícitas para protegernos del virus… como prohibir los gritos en las montañas rusas.

El coronavirus afecta a todas las industrial del mundo.

Lentamente los parques de diversiones en Japón han reabierto sus puertas, pero para mantener la salud de sus visitantes, los gritos en la montaña rusa han quedado prohibidos.

De acuerdo a The Wall Street Journal, los parques de diversiones han pedido “que griten para adentro”. A esto se suma que las “casas encantadas” exigirán el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

En el video de Fuji-Q Highland, uno de los parques más grandes en Japón, se lanzó el video reto del “Magao Challenge” (真顔チャレンジ), el “Reto de verte serio”, y este nos muestra las nuevas medidas de seguridad en los parques.

Sin duda, este es un reto que pocos podrán cumplir, pero será uno que más de un fanático de la montaña rusa aceptará con gusto.