Después de que su madre lo obligó a recoger sus cosas viejas del ático, Scott Amos jamás imaginó que encontraría una joya perdida en su infancia, pues en una vieja caja se encontraba una rara copia sin abrir de Kid Icarus del NES.

Valuada en más de diez mil dólares, Scott vendió en $9,000 dólares esta copia, pues actualmente solamente se conocen diez copias selladas de Kid Icarus en el mundo.

El juego aún tenía su copia de compra en JCPenney de Diciembre de 1998, cuando Amos tenía 9 años, por lo que creen que era un regalo de navidad que su madre olvidó entregar.

Al preguntarle, su madre dijo que no recordaba haberlo comprado: «¿Pague $34.99 por un estúpido videojuego?»

De hecho pagó $38.45, incluidos los impuestos.

Amos, ahora de 40 años, no es un fanáticos de los videojuegos, pero pensó que podría valer algunos dólares, inclusive lo tenía en su cocina, cerca de su perro y sus hijos pequeños.

“Me acuerdo del juego. Mi vecino lo tenía. Recuerdo que era muy difícil, y yo nunca fui bueno para los videojuegos. Mi mamá piensa que lo puso ahí y ya no lo volvió a sacar y pues terminó en el ático.”

No fue hasta que contactó con Wata Games, compañía encargada de evaluar juegos retro, que supo lo que valía su copia de Kid Icarus.

«Me dieron unas fotos y me dijeron que ‘lo que tienes ahí es algo muy especial y vale una buena tajada de ser autentico’.»

Rápidamente Amos llamó a su esposa para que guardara el juego en un lugar seguro.

Después de esto, el debate de si le compraron el juego a él o a su hermana se ahorró al dividir las ganancias entre los dos, Amos y su esposa decidieron mejor utilizar el dinero en unas vacaciones familiares a Disneyland.

Así que ya lo saben, es momento de ir a limpiar los closets, áticos y cajas viejas, nunca saces que tesoros puedes encontrar entre tus recuerdos.