El día de hoy Nueva Zelanda enfrentó uno de los días más negros en su historia, tras los ataques contra dos mezquitas en Chrischurch por un supremacista blanco que cobró la vida de 49 personas.

Tras esto, la plataforma de videojuegos digitales, Steam, se ha encargado de remover más de cien perfiles que rendían tributo al terrorista.

Reportado por Kotaku, estos perfiles utilizaban el nombre y/o fotografía del supremacista presuntamente responsable de los ataques. Además de utilizar fragmentos del vídeo del tiroteo que transmitió en Facebook Live durante el tiroteo.

Con prefijos como “Héroe”, “Santo”, “Removedor de Kebab”, otros alabando o compartiendo fotos de los muertos en las mezquitas, el número de usuarios ha ido en aumento con el paso de las horas.

Por su parte, Facebook y Twitter también han tenido su propia guerra intentando eliminar estos vídeos o fotos de sus redes, así como de la aparición más y más usuarios personificando o alabando al terrorista.

“Es muy difícil especular el por qué la gente hace estas cosas en Internet. La cultura del Internet tiende a estar hundida en la ironía y la sátira,” comentó Alice Marwick, profesora asistente de la Universidad Chapel Hill. “Dicho esto, muchas veces este tipo de ironía y sátira tienden a crear verdadero odio… Creo que mucha toma el manto de estás personas, si, pueden buscar ser irónicos o provocadores, pero incluso si no emulas sus acciones sigues imitando sus sistemas de creencias.”

Los grupos supremacistas no son nada nuevo en Steam, pues en 2017 se reportaron al menos 173 grupos venerando tiroteos o matanzas pasadas.

Por su parte, Valve, la compañía detrás de Steam, ha tomado cartas en el asunto, moderando el contenido en sus juegos, así cómo el contenido compartido en este tipo de grupos y/o usuarios, pero con más de 90 millones de usuarios al año esta resulta ser una tarea titánica.

NSÑ no condona ningún tipo de agresión o acto violento en contra de cualquier tipo de raza, sexo, creencia o vida.