Esto fue tras una lesión sufrida en un torneo de golf auspiciado por Sony.

Taryn Martsella se sorprendió al recibir un paquete impresionante con un PS4 Pro, un headset Platinum de PlayStation, una tarjeta de regalo para unos lentes Maui Jim y 10 juegos (Vía Kotaku).

Advertencia: El post contiene una imagen que podría ser algo fuerte para los que no son fanáticos de la sangre.

Martsella fue herida por una pelota de Golf que le impactó en la cabeza, se desconoce de quién fue el tiro, pero se cree que fue por un empleado de Sony por el tipo de regalo.

«Lo primero que pensé fue ‘me voy a morir'», Martsella le contó a Kotaku, adjuntando una foto de su herida.

Foto: Taryn Martsella

Hace dos semanas Martsella vio un anuncio de un evento patrocinado por Sony para golfistas profesionales, por lo que decidió ofrecerse de voluntaria como caddy. «Creí que sería una experiencia muy interesante el poder estar en la acción junto a los profesionales.»

Desafortunadamente no pudo ver mucho del evento, ella debía llegar a la 7 a.m. pero estuvo una hora antes del evento junto a otros voluntarios para alistarse y pasar un poco el rato.

«Al rededor de las 6:50 a.m. (primer tee del día) quise ir al baño antes de registrarme en la tienda de los caddys. El baño estaba al lado del primer hoyo. Escuché el tiro de alguien, me volteé a ver y sentí este ardor en mi frente.»

«No me di cuenta de que tenía las manos en la frente, cuando las bajé la sangre comenzó a brotar por toda mi cara.»

Rápidamente Marstella fue llevada al hospital, donde recibió varias puntadas y una tomografía para revisar heridas internas.

«Los primeros días tras el accidente fueron brutales, dormí hasta las 4 p.m., tenía la cara toda inflamada y tenía los ojos con moretones.»

Poco después de esto, Marstella comentó que cicatrizaba «hermosamente».

También comentó en Reddit que firmó una exención legal antes de ofrecerse como voluntaria, pero que de igual forma el Club de Golf cubrió sus gastos médicos.

Pero el miércoles pasado (23 de Enero, 2019) recibió otro souvenir de su aventura: Un paquete enorme de las oficinas de San Mateo de Sony.

No era algo que había pedido o que supiera que le enviarían, sólo recuerda que durante su hospitalización alguien de Sony estuvo preguntando por su madre para conseguir su dirección.

Kotaku se intentó comunicar con Sony, sin recibir respuesta.

El día que recibió su paquete estaba confundida, pues no había ordenado nada, lo primero que notó fue un PS4 nuevo.

«Hice una videollamada con mi mamá para que me viera abrirla, estuve en shock por un buen rato. Todavía lo estoy. Me temblaban tanto las manos que uno de mis compañeros me preguntó si había comido ese día.»

Martsella comentó que cuando creció con sus hermanos había jugado algo de Xbox con sus hermanos, pero que nunca había tenido su propia consola, así que tener su PS4 le permitiría desarrollar su gusto por los videojuegos.

Ella esta muy agradecida con la persona que le envió el paquete. «No puedo expresar que tan agradecida con el tipo que me golpeó con la pelota.» Que aunque envió una tarjeta, esta no tenía el nombre de la persona, así que sigue sin saber quién fue su benefactor.

«El no tenía ninguna obligación de hacer esto y estoy abrumada con gratitud.»

¡Esperemos todos tener la fortuna de ser golpeados por una pelota!